jueves, 25 de septiembre de 2008

caníbales por necesidad

Los efectos del cambio climático se están haciendo cada vez más visibles en el Polo Norte, donde el progresivo aumento de las temperaturas está provocando que la superficie helada disminuya cada año.



El hielo del Polo Norte ayuda a regular y a templar el clima en muchas partes del mundo y cuanto menos hielo hay, más brusco puede ser el impacto. Pero el hielo constituye también el hábitat donde se mueven los osos polares y su pérdida es sinónimo de desastre para estos animales, explica Kassie Siegel, del Centro para la Diversidad Biológica.

"Dependen del hielo del océano Ártico para todas las actividades de su vida diaria, y mientras el hielo se derrite y el calentamiento global transforma el Ártico, los osos polares se ahogan, se mueren de hambre o incluso recurren al canibalismo porque no tienen acceso a su alimento habitual", apunta Siegel con preocupación, en declaraciones recogidas por la CCN.

En un incidente que tuvo lugar en 2004 en Alaska, un macho mató a una hembra en su propia guarida. Y no ha sido el único. Según la cadena estadounidense, los científicos han tenido constancia en los últimos años de un considerable número de casos de osos polares que, hambrientos, atacan a otros ejemplares de su misma especie para poder comer.


Puedes leer la noticia completa, en su medio original.

1 comentario:

Mamen dijo...

Lo leí hoy en el periódico y me quedé alucinada :-( :-(:-(

Pff vaya mierda. Si ya están para extinguirse sólo falta que se coman unos a otros porque no tienen otra cosa. Joder joder joer :-(