miércoles, 29 de octubre de 2008

"Perros con olfato" en alquiler

La firma "Sniff Dogs"(perros con olfato), que opera en Nueva Jersey y Ohio (Estados Unidos) comenzó recientemente a ofrecer los servicios de perros entrenados para detectar estupefacientes por 200 $ la hora (unos 158 €).

¿Quienes podrían ser los destinatarios de tal servicio? Lo habeis acertado: padres preocupados por las conductas de sus hijos.


Según su fundadora, curiosamente madre de dos jóvenes a los que sorprendió fumando marihuana, olfateando los dormitorios y la ropa de los jóvenes los perros pueden detectar cannabis a 5 metros de distancia y residuos del humo impregnado en la ropa dos días antes.

Para venderse no duda tampoco en afirmar que esta empresa ofrece un "servicio discreto", que evita la confrontación generacional que puede generar un examen narcótico ya que los perros pueden hacer su tarea sin que se enteren los sospechosos.

Leer para creer.

4 comentarios:

anselmo dijo...

que flipante. Yo ayer vi el programa del dog whisperer y me quedé flipado por la soltura del colega a la hora de ver las situaciones

caleidoscopyo dijo...

Dios mio, ahora ya hay de todo en el mundo. Padres que contratan perros para que huelan las pertenencias de sus hijos. No me lo puedo creer!!!

Ad+ me parece un poco cruel con los perros. No estoy del todo seguro, pero para adiestrar a estos perros hay que darles ha probar aquello que después han de buscar. Estos perros son adictos a las drogas, igual que los perros policía. No me gusta nada.

Un saludo!!

Perséfone dijo...

Es curioso, puse esta noticia para debatirla en un foro y me encontré con respuestas similares a la de caleidoscopyo (bienvenido, por cierto).

En contra de lo que comunmente se piensa, a estos perros no se les induce a ingerir droga ni mucho menos a hacerse adictos a ella, sino que se basa en la asociación de olores y reflejos condicionados.

Por ejemplo, desde chiquititos se les enseña a buscar una pelota impregnada en un olor y cuando la encuentra, el perro es felicitado efusiva.

Así, el perro que busca determinada sustancia ni lo hace porque sea adicto a ella, sino buscando una recompensa (mimos, una galleta, etc.)

Quizás sería interesante escribir algo sobre este tema.

Muchísimas gracias a los dos por vuestros comentarios.

El viejo de la montaña dijo...

Me parece ridículo, primero por los padres y segundo por la empresa.