sábado, 31 de enero de 2009

La importancia del nombre

Una vaca con un nombre de pila produce más leche que una sin apodo según acaban de demostrar dos investigadores de la Universidad Newcastle. La clave, explican Catherine Douglas y Peter Rowlinson en la revista Anthrozoos, está en tratar a estos rumiantes de manera individual.

“Igual que las personas respondemos mejor al contacto físico, las vacas se sienten más felices y relajadas si se les presta atención una a una”, dice Douglas. Según la investigadora, dando más importancia al individuo, por ejemplo poniendo un nombre a cada vaca e interactuando con el animal mientras crece, no sólo mejoramos su bienestar sino que se consigue incrementar la producción.


Para demostrarlo, Douglas y Rowlinson estudiaron más de 500 granjas británicas. En un 46% de los casos analizados los granjeros habían puesto un nombre a cada animal. Y los datos revelaron que esas vacas proporcionaban 258 litros más de leche que el resto. “Hemos encontrado un método sencillo y sin costes para mejorar la producción”, concluye Douglas.


Visto en MUY Interesante.

2 comentarios:

Nico dijo...

Je que interesante. Aunque bueno el titular está bien, pero la clave no es el nombre, si no el trato más cuidadoso y personalizado. Trato más personalizado que incluye poner nombre al animal. Puede ser parecido a las conclusiones de un estudio sobre la acupuntura (Acupuntura imaginaria.
) lo que cura es el trato más personal, no las agujas. bregri

Nico dijo...

Jajaja.
Escribí la verificación de palabra al final del comentario anterior (bregi) :-D