sábado, 16 de mayo de 2009

Un perro salva a su madre de morir atropellada

Un perro se jugaba la vida para salvar la de su madre, un can herido que se encontraba tendido en medio de una autopista en Nueva York. La perra se había roto una pata y no podía moverse. El heroico animal no se separaba de ésta y ladraba a los coches para evitar que le pasaran por encima.

Cuando la Policía acudió a la carretera para descubrir el origen del caos que se había generalizado, se encontró con la curiosa escena: el animal se jugaba su propia vida para defender al can herido, lo que todavía se desconocía es que los animales eran madre e hijo.

Tal era el celo del animal por proteger a su compañera, que tampoco dejó que la policía se acercara. Así que hubo que recurrir a un lazo para poder acceder hasta el animal malherido, al que después se trasladó en coche para que pudiera ser atendido.

En ningún momento su protector iba a abandonarla, ni siquiera en el trayecto en coche. El perro escoltó al vehículo durante todo el camino.

Estoy segura de que esta historia nos recuerda a todos a aquel perro que trató de salvar a otro can de morir atropeyado en una carretera de Chile. En aquella ocasión no lo consiguió, pero al menos esta vez sí podemos celebrar que madre e hijo se encuentran sanos y salvos y ya se reencontraron con sus dueños, quienes no daban crédito a las imágenes de lo ocurrido al ser retransmitidas por televisión



Artículo recogido de 20 Minutos.es
Video: Informativos Telecinco.

Entradas anteriores relacionadas:
Un perro socorre a otro malherido.

9 comentarios:

Maite dijo...

Cuando lo vi en la tele se me pusieron pelos de punta, reconozco que hasta una lágrima de emoción se me escapó, miré a mi perra de 13 años y pensé si ella lo habría comprendido... pero ya no está la pobre para salvar a nadie. Eso si, he visto en ella sentimientos más puros que en muchos humanos.

No sabía donde dejarte ésto, pero sabes que este sitio en particular me encanta; además aquí te conocí. Te dejo ésto por si quieres aceptarlo y colocarlo en cualquiera de los 3.
Me gusta poder ofrecértelo
http://hastalalunaidayvuelta.blogspot.com/2009/04/anonimos-con-el-autismo.html
Un beso enorme y gracias

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que maravilla de historia... Y que diferente es el ser humano.... en comparación con los animales.

saludos!

Nacho Cembellín dijo...

Pues yo creo que esta historía en vez de humanizar a los protagonistas, demuestra una vez más que no somos tan distintos. Emociones e instintos que en otros tiempos se creían exclusivos del ser humano, son una y otra vez compartidos con distintas especies.

Si nadie demuestra lo contrario todos los seres que compartimos este planeta somos el producto de una evolución que en algún momento nos hizo viajar de la mano por lo que no es descabellado que las diferencias que existan sean simplemente ampliadas por esa manía que tenemos de creernos superiores y lo que es peor, por ello no ver objetivamente a quienes de manera evidentemente más humilde comparten nuestra existencia.

Melisa dijo...

Es tremendamente conmovedor, pero no sorprendente. Está en la naturaleza de los animales de manada, que saben que su supervivencia está en el grupo

Arcángel Mirón dijo...

Qué historia maravillosa. Para aprender de ellos.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Dios!!
Que bonito y arriesgado a la vez..
Que nais que ya esten bien los dos..
Todo un heroe.

Que tengas una buena semana.
Un abrazo.

anselmo dijo...

Joer, como me emocionan estas cosas

Mamen dijo...

Lo mismo iba a decir yo...uff qué mal rato paso. Ojalá muchas personas fueran la mitad de buenos que muchos perros.

Manuel de la Fuente dijo...

Sí recuerdo ese video del que hablas, fue muy triste ver al perro defendiendo a su amigo muerto, sentí un odio enorme por el que lo atropelló y ni siquiera se detuvo; qué bueno que en esta ocasión el final fuera diferente.