sábado, 6 de junio de 2009

¡Qué mona es la risa!

Las cosquillas hacen desternillarse de risa a los grandes simios, según revela un estudio de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) publicado en la revista Current Biology.

En efecto, como los niños humanos, los chimpancés, bonobós, orangutanes y gorilas más jóvenes chillan y vocean cuando se les hace cosquillas. Y aunque el sonido que producen estos primates al exhalar es diferente al "ja-ja" humano, los científicos acaban de demostrar que puede ser definido como risa.

Foto: AP / J. Y. | Vista en Público.

Para llegar a esta conclusión, Marina Davila Ross y sus colegas analizaron grabaciones de sonidos de vocalizaciones provocadas por las cosquillas en bebés y jóvenes orangutanes, chimpancés, gorilas y bonobos, así como en humanos. Posteriormente, un análisis filogenético de los datos acústicos mostró que las expresiones provocadas por las cosquillas en las cinco especies tiene su origen en un antepasado común de hace más de 10 millones de años.

Los datos también apuntan a que, aunque el origen de la risa es compartido, cuando la evolución de los humanos se separó de la de los primates la carcajada humana también evolucionó, exagerando sus rasgos acústicos.


Visto en MUY Interesante.

2 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Muy interesante el tema de la risa. La verdad es que nunca había profundizado en el demasiado...

Nando dijo...

¡Yo ví una vez un monito reírse a carcajadas en un zoo! El cuidador le rascaba el torso por la zona de las costillas y el tío se partía de la risa. Aún tengo ese sonido grabado en la cabeza, fue genial.