jueves, 23 de julio de 2009

Aumenta la población de oso pardo en el Cantábrico

El último censo de la población de oso pardo en la Cordillera Cantábrica tiene datos esperanzadores para la zona occidental. Un total de 19 osas pardas ha logrado crían a 37 cachorros de esta especie durante el pasado año, según refleja el censo que realizan, conjuntamente, los gobiernos autonómicos de Asturias, Cantabria y Castilla y León y la Fundación Oso Pardo.

Los datos ponen de manifiesto que sigue aumentando el número de crias que salen adelante desde que se han una tendencia al alza en el número de reproducciones de estos ejemplares desde mediados de los 90.


Sin embargo, la situación entre las provincia de Palencia y la Comunidad cántabra, es más preocupante: en esta área se están ampliando algunas pistas causando un gran destrozo medioambiental, lo que obviamente también afecta gravemente a la fauna salvaje.


Las autoridades que han presentado el informe destacaron la concienciación de la importancia del oso pardo que está extendiendose en los municipios de las zonas montañosas, aunque reconocieron que aún queda mucho por hacer, sobre todo para eliminar las trampas de acero que se ponen para cazar jabalíes, pero que acaban por afectar también a los osos.

Los representantes de los ejecutivos regionales señalaron que para realizar este seguimiento es necesaria la coordinación entre las administraciones dado que los animales "no entienden de límites jurisdiccionales".

Uno de los objetivos perseguidos es, de hecho, conseguir la conexión de los miembros de las poblaciones occidental y oriental, algo que se ha producido con ejemplares machos jóvenes, pero que es más difícil con las hembras por su actitud "más sedentaria".


2 comentarios:

Capitán Clostridium dijo...

Gran noticia. Adoro ese animal, en serio.

Markos dijo...

Vaticino que en cuanto suba un poquito más la población, se quejarán de que atacan a las ovejas para comer, o de que derriban muros, o de que huelen mal, o de cualquier otra insustancialidad...
Salu2