martes, 3 de noviembre de 2009

El topo lampiño ¿la cura del cáncer?

Es un bastante feucho, pero la realidad es que la cura definitiva de una de las enfermedades que causan más muertes a cabo del año podría hallarse en su propio organismo: el topo lampiño o heterocéfalo (Heterocephalus glaber), que en realidad es una rata, está siendo estudiado por científicos en Estados Unidos porque en su organismo podría estar la clave para prevenir el cáncer.

Los investigadores descubrieron que este mamífero que tiene el tamaño de un ratón y que vive bajo la superficie de la tierra en un sistema de túneles, presenta una extraordinaria longevidad para ser un roedor: puede alcanzar los 28 años de años, mientras que el resto de roedores viven un promedio de dos años.


Se cree que esto se debe a que lleva una existencia protegida de los depredadores, que difícilmente pueden penetrar sus túneles, pero también se ha descubierto que estos animales son inmunes al cáncer, una de las enfermedades más prevalentes en los ratones (al final de su vida hasta 90% de los animales ha desarrollado un tumor).

Ante tal descubrimiento, la profesora Gorbunova y su equipo están tratando de entender cuál es la base genética en el organismo del topo lampiño que provoca esta sorprendente inmunidad al cáncer.

Los investigadores descubrieron que tanto las células del topo como las humanas tienen un sistema celular similar, llamado inhibición de contacto, que en ambas especies está organizado por un gen llamado P27.

Pero los topos lampiños, cuentan además con una versión "primitiva" de este mismo sistema y los científicos creen que usan el sistema del P27 como una especie de "refuerzo".

Este sistema primitivo es el que impide que las células de los topos crezcan y se dividan cuando hacen contacto unas con otras y cuando llegan a ciertos niveles de sobrepoblación. Y está dirigido por otro gen llamado P16-INK4a.

Los científicos creen que este doble sistema es el que produce en los topos lampiños su extraordinaria inmunidad al cáncer.

Puedes leer la noticia completa, en su medio original.

9 comentarios:

ஐ Lucero ஐ dijo...

jamas escuche de el, ojala logren encontrar la cura para este mal.
besitos y buenas noches

Mundo Animal. dijo...

QUE INTERESANTEEEEEEEEEEE AMIGO OJALA APARCIERA LA CURA PARA ESTE MAL, ABRAZOS Y LINDA SEMANAAAAAA

Tanais dijo...

Ojala logren una cura, millones de familias lo íbamos a agradecer...espero que este animalico pueda ayudar a descubrilo

Nacho Cembellín dijo...

Bueno, los tiburones tampoco desarrollan cancer.... de cualquier forma ahora entiendo porqué alguna rata de dos patas y más de un tiburón con traje jamás muere, como la mala hierva ;-)

joselop44 dijo...

Que sigan investigando. Me he quedado soprprendido al leer la longevidad de estos bichos.
Saludos

alvaro dijo...

muy sorprendente la verdad.
Yo sé que en algunos sitios se está investigando en curas contra el cáncer en un muérdago que tenemos por Andalucía.

Betty dijo...

pero que buena noticia!!!
ojalá se logre curar esta enfermedad tan cruel lo antes posible
besos amorosa y buena semana!!!

Señor Werty dijo...

Me sacas del topo común (visitante de mi jardín el jodío) y no conocía más especies pero como si es el triple de feo si realmente puede ser la via para la cura del cancer Amen.

sau2

Asterix dijo...

Cuando curemos el cancer llegará otra cosa, que no serán menos mala; está claro que hay que morirse de algo. Aunque por supuesto ojalá consiguieramos terminar con esta enfermedad tan cruel sin aniquilar a los topos lampiños.
Supongo que si dieran con un remedio, tendrían que intervenir en los genes humanos... uff da respeto pensar en alguna futura mutación.
un saludo perséfone