domingo, 3 de enero de 2010

Descubren el origen del cáncer que diezma a los diablos de Tasmania

El diablo de Tasmania (Sarcophilus harrisii) es un marsupial carnívoro que sólo sobrevive en la isla de Tasmania, al sur de Australia. Tiene el tamaño de un perro pequeño depredador que también se alimenta de carroña. Debido a que se le consideraba una amenaza para el ganado fue blanco de los cazadores hasta 1941, cuando el gobierno de Tasmania, un estado de Australia, puso fin a su virtual extinción.

Pero ahora su existencia está amenazada por un cáncer facial (se caracteriza por la aparición de grandes tumores en la cara y el hocico del animal, propagándose después a los órganos internos) el cual ha reducido su población y podría decretar la existencia total del animal en los próximos 40 años, según los científicos.

Hasta ahora se sabía que el mal que mata a los diablos es un cáncer, pero los científicos ignoraban su origen. Sin embargo, se acaba de producir un importante paso en los esfuerzos por comprender la enfermedad: investigadores de la Universidad Nacional de Australia determinaron que la enfermedad se origina en las células de Schwann que protegen las fibras nerviosas periféricas.

Sin duda se trata de un detalle que, a pesar de sonarnos a chino a lagran mayoría de nosotros supone todo en adelanto para combatir la enfermedad, algo que es imposible de hacer sin comprenderla de antemano.


3 comentarios:

Sweety dijo...

Es genial! Porque si descubres el origen, existen más posibilidades de poder solucionar la enfermedad.

FELIZ AÑO!!

Tanais dijo...

Es una gran noticia, espero que eso ayude a dar con esa ansiada cura ;)

Sidel dijo...

Es un gran adelanto, todo lo que se descubra en beneficio de ganar un cancer siempre es una buena noticia, porque el cancer es la enfermedad que arrasa en nuestro siglo. Saludos