miércoles, 17 de febrero de 2010

La visión de las mariposas está relacionada con la coloración de sus alas

Diversos expertos han sospechado durante más de 150 años que la visión de las mariposas juega un papel clave para explicar la diversidad de color de sus alas. Ahora, por primera vez, una investigación dirigida por biólogos de la Universidad de California en Irvine han probado esta teoría, al menos en nueve variedades de Heliconius.

Adriana Briscoe y Seth Bybee, responsables del estudio, afirman que las mariposas que tienen duplicado un gen que les permite ver los colores ultravioleta también tienen un pigmento amarillo en sus alas que puede ayudar a sobrevivir a las mariposas, al facilitar la búsqueda de pareja, por lo que deja más tiempo para la reproducción, la alimentación y prosperar.

Foto: Heliconius erato | Vista en Google Imágenes.

Según estiman los científicos, las mariposas han desarrollado una copia de su gen de la visión UV y empezaron a distinguir este característico pigmento amarillo desde hace entre 12 y 25 millones de años. De las 14.000 especies de mariposas en el mundo, sólo el Heliconius que vive en los bosques de México y Centro y América del Sur (en la imagen) tiene esta mutación, que se sepa.

Una vez descubierta esta copia del gen, trataron de averiguar por qué podría ser ventajosa. Así, se examinaron miles de muestras de color de las alas y se encontró que las mariposas con un solo gen de la visión tenían un pigmento amarillo en las alas que no era ultravioleta. Sin embargo, el pigmento era ultravioleta en mariposas con ambos genes.

Los naturalistas sentaron inicialmente la hipótesis de que la imitación del color del ala surgió como un mecanismo de defensa para confundir a depredadores como las aves, aunque esto creó un inconveniente: a estas mariposas evolucionadas les resultaba difícil identificar las especies con las que correspondía emparejarse.

La posesión de ambos genes permite a las moléculas que se forman en los ojos ser más sensibles a la luz UV por lo que, creen los expertos, cambiando a una nueva forma de amarillo, las nuevas mariposas están en mejores condiciones para localizarse entre sí.


Puedes leer la noticia completa en su fuente original.

1 comentario:

Javier dijo...

La naturaleza tiene soluciones para todos los problemas.
Besos