jueves, 4 de febrero de 2010

Observando a las ballenas

Hace no demasiado descubríamos gracias a un informe de la Comisión Ballenera Internacional que el turismo para la observación de ballenas genera mucho más dinero a un país que la caza de estos cetáceos y la verdad es que, teniendo en cuenta lo impresionante de la escena, no me extraña nada.

Buena fé de ello podrían dar los miles de turistas que acuden estos días (en plena época de migración) a la Isla de Java (en Indonesia) para observar atónitos desde pequeñas barcas a estos enormes mamíferos mientras surcan los mares en busca de aguas más cálidas.


Video: ATLAS | Visto en Público TV.

Lo confieso: me dan una envidia terrible (pero completamente sana). De hecho espero no morirme sin haber presenciado antes un espectáculo natural de tal calibre.

8 comentarios:

Señor Werty dijo...

Pues esperemos que se den cuenta que les reporta más esto que matarlas.

Sau2

Lillu dijo...

Aquí en el sur de Tenerife hay barcos que también hacen rutas especiales para ver delfines y ballenas. Nunca he ido, pero me apetece un montón!

saluditos

Asterina dijo...

Yo tengo la suerte de haberlas visto en México. Es algo apasionante, se me saltaron las lágrimas al ver a uno de los seres vivos más asombrosos de la Tierra. Seguro que algún día también te tocará a tí. Un beso.

Maxwell Walt dijo...

Tuve la fortuna de verlas en el sur de mi país.
Es verdaderamente asombroso, no se compara con foto o video aunque lo imaginemos.
Ya las verás =)
Beso enorme, Max.

Markos dijo...

Es algo que también me encantaría hacer a mi...pero antes tengo alguna cosa más en la lista relacionada con el mar, como hacer buceo.
Salu2

Nacho Cembellín dijo...

En un viaje a Vancouver hace tres años hicimos una travesia en kayak de dos semanas... fue una miniexpedición, con la idea de hablar con los indios del lugar, ver la fauna y sobretodo ballenas. Desgraciadamente pasaban los dias y vimos de todo menos ballenas a escepción de alguna en la lejania. Por fin el último día una ballena gris de unos 15 metros junto con su hija aparecio a unos 50 m. nuestros. Encaramos los kayak en dicha dirección y cuando creia q ya no las veria más aparecieron a mi derecha a penas a un par de metros. Fue increible, habían permanecido debajo de nosotros observandonos y al ascender, la madre subió de lado sacando su enorme ojo que nos observaba. No os podeis imaginar como te sientes en una situación así ;-)

moderato_Dos_josef dijo...

Ni yo amiga mía, ni yo....

Ralph dijo...

La observación de ballenas es mejor que matarlas pero también debería controlarse de manera que no se pase de la observación al acoso de estos animales. Saludos.