martes, 22 de junio de 2010

Una niña de 6 años lucha por salvar a su caballo

Diego, un equino de cinco semanas de vida, nació con el síndrome de la nariz Wryla, lo que le provocó una importante desfiguración tanto en la nariz como en la mandíbula que le ocasiona incluso dificultades para respirar. Tanto es así, que todos los expertos consultados por la familia aconsejan como mejor opción su sacrificio.

Sin embargo, Maddison Biddlecombe, su jovencísima dueña, lucha a toda costa por evitarlo y así salvar la vida de su caballo.

Tan especial es el cariño que dice sentir la pequeña de 6 años por su mascota que se ha propuesto recaudar como sea los 4.700 euros que cuesta la intervención para corregirle la nariz a Diego, que a pesar de las dificultades iniciales ha aprendido a mamar de su madre, está sano, y crece bien y feliz al lado de su inseparable amiga.

Lejos de sentir rechazo alguno por el aspecto del animal, Maddison afirma que Diego es su mejor amigo y no le importa lo que parece, sino que su rostro le hace especial. Y buena prueba de ello es el hecho de que pasen gran parte del día jugando, corriendo por el campo, abrazados y hasta durmiendo juntos.


Pincha sobre las imágenes para ampliarlas.

Viendo el vínculo especial que les une, no es de extrañar que la pequeña esté llevando a cabo, junto a su madre (que también le ha cogido un cariño especial a Diego y dice no estas de acuerdo con sacrificar a un animal sólo porque se vea diferente al resto), una campaña para así recaudar el dinero necesario para poder operarle.

Francamente, no sé si juntas lo lograrán ni si el pobre Diego podrá soportar en su situación las posibles complicaciones, pero el comportamiento de la pequeña me parece todo un ejemplo a seguir.

Ojalá todos los críos viniesen al mundo con ese amor cariño tan especial hacia los animales y, sobre todo, practicasen ese rechazo por los prejuicios que tanto daño nos hacen. Y ojalá no lo perdiesen jamás porque, sin duda, el mundo sería un lugar mucho más humano.

7 comentarios:

Nereinha dijo...

Qué historia más bonita! Debería ir siempre por delante el amor a los animales como bien dices.
Ojalá se pueda operar para solucionar los problemas respiratorios y que salga todo bien.
Bs!

MARIN dijo...

Increible lo de esta cria. Ojala pueda solucionarse el problema. Otros ya hubiesemos tirado la toalla, y lo dice un amante de los caballos. Creo que no hubiese aguantado mucho tiempo viendo al potro así.
Un saludo.

Miazuldemar dijo...

Pues no sé la cara, pero el cuerpo lo tiene precioso, así que...;) Ojalá salga adelante.

kkarlos dijo...

Porque no todos somos así con los animales? no tratarlos como objetos ni como simples mascotas, tratarlos como compañía, amistad, como un ser vivo !! ... ojala se recupere Diego !!!


Saludos !!!

Mª Mercè dijo...

Vi hace pocas semanas, un reportaje en TV que operaban a un caballo con ese mismo problema, pero era algo más mayor que este potrillo.

Lo curioso es que era de un chaval de unos 12 años, español, y que quería al caballo con locura.

¡Cuánto han de aprender muchos adultos de los niños!

Un saludo.

Adara dijo...

Qué bonita amistad! Eso si que es amor a los animales y respeto hacia ellos, un gran aplauso a la pequeña.

Un saludo!

Nuria dijo...

Valores como los que tiene esta niña son los que hacen falta en el mundo. Sin éstos nos convertimos en personas insensibles, superficiales, vacías por dentro.

Ojalá que siga siendo como es, un ejemplo a seguir.