domingo, 7 de noviembre de 2010

Peces disco, padres excepcionales

Los investigadores tenían conocimiento de cómo los peces disco -una especie nativa del Amazonas- alimentan a sus crías con una mucosidad nutritiva que tienen en su piel. Además, ahora que han estudiado en detalle por primera vez la relación entre padres e hijos de la especie, se ha demostrado que estas pequeñas y coloridas criaturas ayudan a su progenie a independizarse, alentándolos a buscar alimentos por sí mismos.

Es así como Jonathan Buckley, científico de la Universidad de Plymouth (en el Reino Unido) a cargo de la investigación, descubrió que el pez disco se asemeja en ciertos comportamientos mucho más a los mamíferos, que a otras especies de peces.

Durante las primeras semanas los pequeños y vulnerables peces nunca están solos y los padres se ocupan de ellos con mucha dedicación. Tanto el padre como la madre están recubiertos de una sustancia nutritiva y los pececitos andan por el agua junto a ellos, mordisqueándolos a cada rato. Ambos comparten la responsabilidad sobre sus hijos, pasándoselos del uno al otro, cuando quieren tomarse una pausa de la alimentación.

Buckley y su equipo documentaron también otras actitudes respecto a las crías que muestran grandes similitudes con la forma en que los mamíferos alimentan y educan a sus cachorros: después de dos semanas los padres comienzan a enseñar a sus hijos a ser independientes. Y es que hacia la tercera semana, los padres se alejan constantemente de sus hijos.

Cuando estudiaron la composición del moco, los investigadores notaron que éste contiene anticuerpos (sustancias que refuerzan su sistema inmunológico). Esta transferencia de anticuerpos a los hijos es un componente básico del comportamiento de los mamíferos y nunca antes se había visto en peces.

Además de esto, la investigación también puede aportar evidencia de cómo la contaminación puede afectar el hábitat del Amazonas, ya que los contaminantes (en particular los que provienen de la industria minera) llegan al río, y los científicos creen que pueden ser absorbidos por el moco de los peces, que lo pasarían subsecuentemente a sus crías.


1 comentario:

AZALIA dijo...

La madre naturaleza nunca dejara de sorprendernos =)