sábado, 19 de noviembre de 2011

Oceana pide frenar la sobreexplotación del pez espada

La organización de conservación marina Oceana ha llamado a las partes contratantes de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) para que tome medidas que frenen la "drástica" sobreexplotación del pez espada del Mediterráneo, un factor que ha llevado al stock de esta especie a un 50 por ciento de los niveles sostenibles.

Durante la XXII Reunión Ordinaria de la Comisión del ICCAT que se celebra esta semana en Estambul (Turquía), Oceana ha subrayado que hasta el 70 por ciento de las capturas se compone de juveniles y, por eso, pide a los 48 estados parte que "pongan fin" a esta pesquería "no regulada y de acceso libre".

En este sentido, Oceana propone que se establezcan límites de captura de acuerdo a las recomendaciones de los científicos; que se imponga una talla mínima y medidas técnicas para evitar la captura de juveniles, así como un sistema "coherente" de autorizaciones de pesca y planes de reducción de capacidad. Además, reclama un sistema de sanciones que asegure la declaración de capturas y el fin de la pesca con redes de deriva.

A este respecto, la responsable de pesca de Oceana Europa, María José Cornax, denuncia que la gestión del stock mediterráneo de pez espada ha sido considerada "como una caja de Pandora que nadie quería abrir", mientras que la sobreexplotación se incrementaba y la pesca ilegal se toleraba y ha añadido que a diferencia del stock atlántico, los gestores han ignorado la situación en el Mediterráneo.

"La ausencia de gestión pesquera es un endemismo en el Mediterráneo, y el pez espada no es una excepción. ICCAT ha de adoptar medidas apropiadas que recuperen esta especie y aseguren una gestión sostenible a largo plazo", ha apostillado.

ICCAT prohibió hace ocho años la pesca ilegal con redes de deriva, pero en los últimos cinco años Oceana ha documentado la pesca ilegal con este tipo de redes en países como Italia, Marruecos y Turquía.

"El pez espada Mediterráneo no puede esperar diez años más para tener una gestión adecuada. Si hemos aprendido algo del atún rojo, es que si no se gestiona hoy lo podríamos perder mañana", ha concluido.


1 comentario:

moderato_Dos_josef dijo...

Lo dicho. De forma irresponsable el esquilme se produce a todos los niveles, sólamente se detendrán cuando hayan acabado con todo, entonces vendrán las quejas de por qué sucedió.