lunes, 2 de enero de 2012

Buscan el origen de la risa... ¡¡haciendo cosquillas!!

Vamos a empezar el añó con buen sabor de boca. O, mejor aún ¡Con cosquillas! ¿Es que pensabas que sólo los humanos pueden sentirlas? ¡Pues no! Diversos científicos están estudiando el modo en que el resto de animales responde a éstas en un intento por echar luz en la evolución de la risa.

Hacerle cosquillas a un gorila no es tarea fácil. Pero al cuidador Phil Ridges no le preocupa meterse en el recinto de Emmie en el Port Lympne Wild Animal Park de Kent, en el Reino Unido.

Phil ha cuidado del animal durante la mayor parte de sus 19 años. Dice que ella tiene tendencia a ser "un poco fría", pero que si está de buen humor, no puede evitar soltar una risotada cuando se le hacen cosquillas. Fue precisamente esta respuesta la que intrigó a los científicos Marina Davila-Ross de la Universidad de Portsmouth: suena muy parecida a la risa humana.



















En un estudio publicado en 2009, la científica junto a un grupo de colegas compararon los sonidos que los grandes simios hacen cuando se les hace cosquillas con la risa de los humanos en la misma situación. Encontraron muchas similitudes, lo que les hace pensar que la risa en los primates grandes tiene el mismo origen que la risa en humanos, sugiriendo un ancestro común que producía una especie de risilla al hacérsele cosquillas.

Así pues, de acuerdo al estudio, podemos decir que la risa tiene como mínimo de 30 a 60 millones de años.

Pero no sólo los humanos y los simios parecen tener cosquillas. Años atrás, Jaak Panksepp, quien trabaja en la Escuela de Medicina Veterinaria de la Washington State University, decidió observar cómo las ratas reaccionan cuando se les hace cosquillas. Los investigadores encontraron que los roedores emitían unos chirridos muy agudos cuando los científicos les hacían cosquillas. Eran tan bajos que el oído humano no los puede captar, pero también producían esos mismos ruidos cuando jugaban con otras ratas.

Si animales tan diferentes como las ratas y los primates pueden reír ante las cosquillas, ¿qué hay del resto? Para investigar más en profundidad, se volcaron hacia una rica fuente de filmaciones de animales: Youtube. Un rápido rastreo reveló un grupo heterogéneo de animales -búhos, perros, suricatas, pingüinos, y hasta camellos y delfines- que parecen reaccionar con sonido cuando se les hacen cosquillas.

El equipo está especialmente interesado en las cosquillas, porque les permite comparar respuestas a través de diferentes especies. Los investigadores buscan obtener y comparar tanto material sobre cosquillas como sea posible.

Michale Owren, profesor asociado de psicología y neurociencia de la Georgia State University, cree que puede haber una explicación simple para por qué un abanico tan amplio de animales reacciona ante las cosquillas. Sospecha que podría ser por cómo es el sistema nervioso de los mamíferos.

En cualquier caso, los investigadores sostienen que puede tomar tiempo obtener toda la información y evaluar los resultado al tiempo que afirman que una comparación directa a través de las distintas especies nos dará interesantes miradas de la evolución de las evolución de las vocalizaciones y emociones positivas en los animales.

Sin duda, un experimento de lo más curioso y, aparentemente, placentero. Ojalá todos fueran así.

1 comentario:

Robin Jú dijo...

Muchas gracias por tu comentario. Es cierto no fue mal año y seguro que este que entra también llegará lleno de buenas noticias. Me encanta tu blog.

Un saludo!!!