viernes, 7 de noviembre de 2008

Animales en la guerra

Nuestros amigos también están presentes en la guerra. Y para muestra un par de botones que he recogido hoy mismo en la prensa digital.

En la primera de las imágenes observamos a un soldado del ejército congolés sostiendo un bebé chimpancé en el control de entrada a la ciudad de Goma. Según BBC, el militar declaró que se apoderó del animal después de haber tenido que matar a su madre para alimentarse, y confesó además que planea venderlo.

Foto: Yasuyoshi Chiba / AFP - Vista en El Mundo.

Foto: AFP - VIsta en BBC Mundo.


En esta otra un cachorro duerme debajo de los rifles de los soldados americanos en Baquba (Irak). No sabemos su historia, pero si es cierto que muchos soldados que sienten solos deciden adoptar algún perro para tener alguien a quien cuidar y, sobretodo, un amigo fiel al que darle cariño.

Foto: Goran Tomasevic / REUTERS - Vista en 20 Minutos.


6 comentarios:

alvaro dijo...

que imágenes tan tristes.En la guerra -aunque entiendo que es lógico-los animales son lo de menos.Creo que fue en Afganistán que me dejó paralizado el estado del zoo ,lo vi en la tele y los animales estaban todos olvidados allí
Acabo de descubrir tu blog,voy a enlazarte al mio,si quieres enlázame.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Si en una guerra mueren personas, no me extraña que también padezcan los animales. Un beso.

Nora dijo...

Terrible lo que cuentas, te felicito por este espacio que has generado para crear conciencia

Perséfone dijo...

Me acabo de dar cuenta de quizás la entrada ha quedado algo frívola.

No era mi intención, desde luego, la de comparar lo que les sucede a los animales con el daño que se causa al propio ser humano.

De hecho lo primero que pensé fue: ¿Si le hacen esto a los animales que no le harán a los niños, mujeres y ancianos? ¿Y al rival?

Por cierto, Alvaro y nora, bienvenidos. Espero leeros a menudo.

Un abrazo.

Monica Alvarez dijo...

Hola:
tu blog ayuda a crear conciencia sobre el cuidado y cariño que debemos tener por los animales.Desde que tengo a mi gato Morrisey,no puedo soportar ver situaciones de maltrato a los animales.
Bien por tu causa.
Saludos desde Chile

El viejo de la montaña dijo...

La perrita es idéntica a la mía. Estoy seguro de que es un mastín. Acabo de flipar, porque os juro que es exáctamente igual que cuando me trajeron a mi pequeña Nalilla.
Respecto al post, bueno, hay que entender que son situaciones difíciles. Una guerra no es una situación cómoda y es normal que unos intenten sacar beneficio y otros busquen compañía.
Un saludo.