martes, 16 de diciembre de 2008

"No hace juego con los muebles"

La organización benéfica "Dogs Trust" publicó un informe en el que revela las excusas más irresponsables que usan los dueños para explicar por qué no pueden cuidar más a su perro.

Entre ellas, una de las más sorprendentes (por no decir indignantes), la siguiente:

"No hace juego con mis muebles".

Foto: Dogs Trust/PA Wire
Vista en BBC Mundo.

10 comentarios:

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

por dios.. cualquier excusa les vale.. allá sus conciencias..

Amiga te dejo un abrazoo grande y ya sabes..siempre te sigo!

Plyngo and Me dijo...

Ese tipo de excusas es para hacérselo mirar... yo creo que a muchos no les alcanza el riego, no sé si me entiendes.

Manuel dijo...

La crueldad no tiene límites...

PIER BIONNIVELLS dijo...

Pero bueno.
Que tonteria es esa.
Muy cruel , la verdad.
Abrazos.
Cuidate.

Cemanaca dijo...

Eso ya es una desfachatez!!!

Y yo super emocionado y feliz porque acabo de ser abuelo mi perrita de 9 años (que era virgen) acaba de parir tres hermosas crias.

Saludos converesos.

moderato_Dos_josef dijo...

que horror!!!Quien dice eso es una persona carente de corazón y humanidad. Para ella solo existen los muebles y el materialismo. Me dan ganas de pillar a esa persona y darle un mordisco perruno!!!

J.Mares dijo...

Buena excusa si... no se me habría ocurrido en dos mil años. ¿Cuál es la apropiada para maltratar, violar o abandonar a un niño? ¿Que se mueve mucho y no sale bien en las fotos? Es aberrante que uno busque excusas para culpar a los demás de sus propia irresponsabilidad... Un abrazo, Javi

Chocolatecontrocitos dijo...

Pues mira, para mí, estas criaturas van con toda clase de muebles... y la de la foto... hace mucho juego con mi saloncito............

Coro dijo...

En mis muebles hacen juego todos y además con cariño...

Abrazos

Nacho Cembellín dijo...

Hace dos semanas, justo antes de emprender un viaje, tuve que sacrificar a mi perro. 12 años de convivencia... no era ya una relación de humano y perro sino de dos viejos amigos. Nunca me falló y no se si yo puedo decir lo mismo de mi. Le echo tanto de menos que escribo aquí sin saber muy bien por qué. Sé que el comportamiento de Harpo estaba inscrito en sus genes y que todo antropomorfismo por mi parte sólo es eso pero jode, como duele, joder que mierda.

Alguien me dijo un día que Harpo era mi talisman y a pesar de no creer en comentarios así siempre lo creí.

Era un cocker de manto azul ruano con alma de labrador, eterno compañero infatigable en mis entrenamientos, escapadas al monte o paseos urbanos. Siempre suelto, sin ataduras pues sabía dónde parar o dónde esperar. Aprendí más de él que de la mayoría de la gente que conozco. Nunca inició pelea alguna, huyó lance o hizo un gesto ostíl a persona o animal. Seguro, pacinte, altivo y noble, sobretodo noble. Aunque tambien llorón y glotón pero incluso eso le hacía más especial.

No pegaba con mis muebles pero si conmigo. Sufría cada vez que le dejaba esperando en la puerta de un establecimiento, si alguien que no fuera yo le sacaba de casa estando yo dentro, la salida era puramente anecdótica y nunca, nunca pudo dormir si antes no tenía su ración de confirmación de manada, sus cinco minutos de frotes, golpes y recuerdos de lobo que algún antepasado suyo fue. Tío, cómo te echo de menos.

P.D.: perdonaz, llevo días intentando desahogarme y me ha salido aqúí. Entiendo que suprimas el comentario.