sábado, 30 de mayo de 2009

No deja de velar a su dueño

La perra protagonista de esta historia lleva dos meses viviendo en un cementerio de Málaga, justo el mismo tiempo que hace que murió su dueño.

Los vecinos no sólo no se sienten molestos con ella, sino que la adoran, la alimentan de manera regular entre todos y hasta en varias ocasiones han intentado adoptar al animal con excasos resultados: es imposible sacar de allí al animal.

No quiere separarse de la tumba del que algún día fue su compañero más fiel.



Visto en Telecinco.

7 comentarios:

Nacho Cembellín dijo...

Es que son increibles.... pero el hombre murió un 14 de enero con lo que la noticia tiene retraso pues hace ya cuatro meses y medio... sabes qué pasó con ella al final????

Perséfone dijo...

Nacho, la noticia es del 29 de mayo. Imagino que la cámara no ha captado la tumba correspondiente al dueño de la perra. De momento no he encontrado nada más sobre ella, aunque seguré buscando.

Un saludo.

Ralph dijo...

Si la verdad que son un ejemplo de fidelidad que muchas veces se echa de menos entre los humanos. Saludos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que animilito!! eso es fidelidad, y todo lo demás, son panplinas...

Saludos!

no comments dijo...

Hechos como este demuestran por qué es el mejor amigo del hombre...

Arcángel Mirón dijo...

Ayyyyy, estas cosas me destrozan.

Basurero Usurero dijo...

Si quieres un amigo búscate un perro ¡Viva la amistad! ¡Viva el Perú, carajo! Suerte.