jueves, 4 de junio de 2009

Salvado de las llamas

Por su tamaño probablemente le queden las otras seis, pero este pequeño gato se las debe a su amigo, un niño que le salvó la vida. El animal se había escondido en una chabola que ardió en un asentamiento rumano del suburbio de Butmir, en Sarajevo, Bosnia.


Los vecinos recibieron la notificación que les solicitaba mudarse a sus nuevas casas el 1 de junio, sin embargo, al no hacerlo, las autoridades locales les han obligado, lo que ha causado la posterior quema de las chabolas.

Foto: EFE | STR
Vista en Público.

1 comentario:

Coleóptero dijo...

Los animales racionales no merecen llamarse animales... Los hombres somos tan crueles¡¡¡