miércoles, 15 de julio de 2009

Los gatos ejercen presión psicológica a sus dueños

Según un artículo publicado esta semana en Current Biology, el sonido emitido por un gato cuando reclama comida a su dueño, una especie de ronroneo mezclado con un elemento de alta frecuencia típico de un maullido, produce en los humanos una desagradable sensación de urgencia.


Los investigadores grabaron los ronroneos de 10 gatos y se los dieron a escuchar a los 50 voluntarios que participaron en el estudio. Estos encontraron que los emitidos cuando el animal pedía su ración diaria de comida eran menos agradables y transmitían mayor sensación de urgencia.

Aquellas personas que habían tenido un gato como mascota se mostraron más sensibles a las diferencias, lo que revela un entrenamiento de los humanos con los sonidos felinos. Por otro lado, los gatos que no son alimentados regularmente por una misma persona no producen este sonido.


Visto en Público.es

5 comentarios:

no comments dijo...

Yo muchas veces creo que me convierto en un ser felino, cuando quiero algo, hago unos ruidos similares a ronroneos, y no paro hasta conseguirlo, jeje

Un saludo indio

Markos dijo...

Definitivamente mi chihuaha es perrigato. No veas como ladrulla cuando quiere algo, básicamente mi comida, no la suya :-D
Salu2

Canal Rojiblanco dijo...

Que bueno.

Yo prefiero los perros.

Capitán Clostridium dijo...

Son unos cameladores, como los perros. No puedo imaginarme que, con esa carilla, ese cahorro amarillo sea capaz de eso....

Lola Mariné dijo...

Tengo perfectamente claro que mi gata me habla y me manipula, no solo con sus maullidos y ronroneos, tambien con sus poses y sus miradas arrobadas.
Ahora que está en celo una de las dos necesita un sedante ¡Uff!

Magnifico blog. Felicidades.