miércoles, 26 de agosto de 2009

Chippy, el perro que nunca aprendió a serlo

Chippy es un perro que comparte su vida con 40 felinos en una sociedad británica protectora de animales. Según sus cuidadores, Chippy, que tiene entre 13 y 15 años, sufre una crisis de identidad, porque "nunca ha aprendido como ser un perro".

De ahí a que apenas ladre, su juguete preferido sea un ratón de peluche y se comporte, en definitiva, como un gato.

Liz Dart, la dueña adoptiva de Chippy, cuenta las habilidades del perro que "tomó parte de numerosos rescate de gatos", en la ciudad de Cirencester. Además, es "un perro muy gentil, con una edad aproximada entre 13 y 15 años, al que todos quieren mucho". Hasta duerme con Annie, una gata negra, que cuida mucho de él.

Ahora intenta que alguien lo adopte como "gato honorario".

Para la mujer es natural lo que ha ocurrido, que el perro, un Jack Russell, viviendo siempre entre gatos, no ve la diferencia que existe, porque "nunca aprendió a ser un perro".

A ella no le importa que haya niños en la casa que lo adopten, pero exige que sea "un lugar tranquilo, apropiado para su edad". Esperemos que consiga lo que busca.


Puedes leer la noticia original, en su medio de procedencia.

18 comentarios:

Capitán Clostridium dijo...

Muy interesante. Se podria hablar de que los animales tienen el componente ambiental como un importante componente psicológico también.

Steki dijo...

Y a esta edad lo quiere dar en adopción? Pobre picho, está acostumbrado entre gatos... pues que se quede con los gatos.
Mi perra siberiana se limpia como los gatos porque en mi casa estaba la gata antes que la perra, jaja. Se baña solita.
Gracias por pasar por mi blog!
BACI, STEKI.

Tanais dijo...

A ver...si se ha criado con felinos...es de cajón...lo que nos rodea en super importante, no hay más que vernos a nosotros mismos...

Deprisa dijo...

Una historia bastante curiosa. Como Steki creo que a estas alturas ya debería seguir su vida de gato, no le queda tiempo para aprender a ser un perro.

Pedalier dijo...

En esta historia se hace bueno el dicho que uno es de donde pace y no de donde nace.

Él no sabe que es un perro y siempre ha vivido como un gato. Morirá siendo felino.

Gracias por visitar mi blog.

Flowtista dijo...

Como Mowgli! Ese perro hasta maulla.
Oiga, gracias por visitar mi blog, yo creo que voy a seguir el suyo, que pinta interesante.
Un saludo!

debora dijo...

Espero que le encuentren un hogar tranquilo, como bien piden,
Besitos

Dirty Clothes dijo...

Un perro-gato, como mola¡¡¡¡
Esperemos que encuentre un buen hogar...

dirty saludos¡¡¡¡

mariona. dijo...

curioso ... cuanto menos,curioso..

PIER BIONNIVELLS dijo...

Hoo..
es una pasada este perrito..
Ojala encuentre un hogar prontito..


Buen miercoles..
Y abrazos,

Mr . A dijo...

Brutal , un perro con mucha personalidad. Yo lo adoptaria seguro , por fin un animal tan friki como yo

Perséfone dijo...

Capitán Clostridium: Interesante es lo que tu nos planteabas. ¿Hasta qué punto predomina el entorno sobre el institnto de un animal? ¿Sucerá esto con cualquier especie o sólo con algunas muy determinadas? ¿Tú qué crees?

Steki: Graias a ti por devolverme la visita y el comentario. Jajaja debe resultar muy gracioso ver a tu perro aicalarse de ese modo.

Tanais: Pue sí, supongo que no deja de ser como tú dices algo de cajón, pero a mí personalmente me sigue pariencdo curioso. Y es que aún hay gente para la que prima el institnto animal y la genética sobre cualquier otra cosa.

Deprisa: Ya no es que le quede poco o mucho tiempo al pobre, sino que al separarle de sus compañeras las va aechar de menos una barbaridad.

Pedalier: Qué bien has resumido la historia en una sola frase. Gracias a ti por devolverme la visita, por cierto.

Flowtista: jajaja o como Rómulo y Remo ¿No? Gracias a ti por devolver la visita. Espero verte de nuevo muy pronto por aquí.

debora: Yo también lo espero si de verdad eso le va a suponer algún bien al animal. Si no mejor que se quede donde está, que allí anda muy bien y recibe los cuidados que meree.

Dirty Clothes: Jajaja es ideal para el que quiera tener los dos animales al mismo tiempo y sólo pueda hacerse argo de uno.

mariona: La verdad es que sí es un caso muy peculiar (o por lo menos a mí me lo parece).

PIER BIONNIVELLS: A er si es verdad que esta historia tan simpática también tiene un final feliz.

Mr . A: Jajaja seguro que estarías muy a la altura como dueño para el animal xD

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios y sed muy bienvenidos los que os dejasteis caer por aquí por primera vez.

Un saludo enorme.

pablo e crespo dijo...

creo q las cosas se nacen no se hacen, un perro q nace gato es un gran ejemplo de el curso evolutivo (excluyendo cualquier factor de crisis de identidad en el perro) que cada ves se tornara mas marcado en las siguientes generaciones, vamos ahi! hacia el cambio!.

Gracias por tu visita a mi ollalenta.blogspot

mucha suerte con el blog, es muy interesante y educativo.

muchos saludos!!

Perséfone dijo...

pablo e crespo: Antes de nada, muchas gracias por pasar. La verdad es que el caso de este perro es singular, pero no sé hasta que punto puede marcar un antes y un después en la evolución. ¡Habrá que verlo con los años! jeje

Un saludo y vuelve siempre que gustes.

Estrella dijo...

Ah! que bonita historia, que curioso, pero es entendible por tanto gatito

Perséfone dijo...

Estrella: Pues la verdad es que sí resulta de lo más comprensible su caso; Ha terminado siendo uno más del clan gatuno jeje

Muchas gracias por pasar.

Un saludo.

Manuel de la Fuente dijo...

Parece una historia de película. Muy buena.

Perséfone dijo...

Manuel de la Fuente: Ahora que lo dices, estaría genial hacer una peli con la vida de Chippy como argumento.

¡Muchísimas gracias por tus comentarios! Un abrazo enorme.