sábado, 22 de agosto de 2009

Muere un lince tras ser atropellado

Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía han hallado el cadáver de un lince ibérico atropellado en la carretera La Parrilla, una vía secundaria que discurre por el término municipal de Andújar, en Jaén.

Un lince camina por Doñana (Foto: José Luis Perea / CENEAM).

Según informó la Consejería a Europa Press, el ejemplar, un macho de entre cuatro y cinco meses de edad, se ha encontrado en una zona de olivares alejada de la población de linces de la sierra de Andújar. El cadáver del felino ha sido trasladado al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre, donde se le realizará la necropsia.

Asimismo, explicó que la población de lince ibérico en la comarca de Andújar "ha experimentado un crecimiento positivo en los últimos años, convirtiéndose en la más numerosa de Andalucía". Por lo que también genera "un mayor porcentaje estadístico de mortandad natural" y que los movimientos de los ejemplares, especialmente en época de celo o por motivos territoriales, provocan estos accidentes en las carreteras.

Se da la circunstancia de que a las 9:30 de la mañana el SEPRONA recuperó otro ejemplar de lince en el gallinero de una finca ubicada también en Andújar. Una persona avisó a la Guardia Civil después de localizar al animal en el interior de un gallinero. La finca está situada en el kilómetro 0,500 de la misma carretera en la que por la tarde se produciría el atropello de otro lince.

Miembros del SEPRONA capturaron al felino y comprobaron que se trataba de un ejemplar joven. Según el comunicado de la Guardia Civil, el animal se entregará a la Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Jaén para su traslado al Centro de Recuperación de Especies.

La Guardia Civil de Jaén recordó que cualquier persona que se encuentre un animal o ave silvestre protegido, puede avisar o hacer entrega del mismo al SEPRONA o a cualquier puesto de la Guardia Civil.

Fuente de la noticia: El Mundo.

6 comentarios:

Tanais dijo...

ay pobrecito!!!! con lo guspos q son xq tienen una carita q pa comerselos...de verdad!

Nando dijo...

Una lástima, aunque por desgracia es algo difícilmente evitable.

Hammelinn dijo...

BUEN BLOG AMIGA !!!

UN PLACER VENIR POR ACÁ

ABRAZO DESDE MONTEVIDEO - URUGUAY

FEDE HAMMELINN

Capitán Clostridium dijo...

Buenas tardes, antes de nada agradecerte tu último comentario en mi blog. Llevas muchísima razón, la blogosfera adicciona, entre otras cosas que me dijiste.

Pues nada, comento esta noticia, porque la quiero comentar. Y. (como Bebe) ;)
No sabia que los linces estuvieran extendidos fueraa de Doñana, lo desconocía. Hombre, y esta noticia es muy chunga para una de las especies más representativas (y endémicas) de nuestra fauna (ibérica). Una lástima.

Saludos, desde mi océano vacacional. En breve cuelgo el cartelito, digo, el pergamino. JEje. "Circulos cerrados, cerrado por vacaciones"... Pero, el lunes, eh!!

Asterina dijo...

Uf, estas noticias me ponen enferma...siempre mueren atropellados y no lo entiendo, si hay tan pocos como es tan fácil cruzarse con uno!

Perséfone dijo...

Tanais: La verdad es que son gatitos a lo grande ¡Aunque con algo más de mala leche! jeje

Nando: Pues sí; Difícil solución le veo yo al tema...

Hammelinn: Muchas gracias por pasar, amigo. Epsero volver a leerte muy pronto.

Capitán Clostridium: No tienes por qué sarme las gracias. La verdad es que se te va aechar muchísimo de menos durante tu retiro, pero sé que volverás con muchísimas fuerzas; es algo por lo que todos hemos pasado.

Asterina: La verdad es que es una casualidad catastrófica: con los pocos ejemplares que hay se producen demasiados atropellos.

Indudablemente hay algo que falla, no sé si es el entorno, las condiciones de la vía, la forma en que conduce la gente o un poco de las tres al mismo tiempo, pero después del esfuerzo que se está llevando a cabo para conservar la especie es tremendo que terminen así, aplastados bajo las ruedas de algún vehículo.

En fin...

Muchas gracias a todos por vuestra visita. ¡Nos leemos pronto!