domingo, 16 de agosto de 2009

¿Por qué los flamencos se posan sobre una sola pata?

Aunque hay muchas teorías, ninguna ha dado con la respuesta definitiva. Lo cierto es que se trata de uno de los misterios más simples pero al mismo tiempo más enigmáticos de la naturaleza. Después de un estudio exhaustivo de flamencos del Caribe en cautiverio, dos científicos creen haber dado con la respuesta.

La investigación de Matthew Anderson y Sarah Williams, psicólogos de la Universidad Saint Joseph de Filadelfia, comenzó con el estudio de lateralidad de los flamencos. Es decir, ver si mostraban ninguna preferencia sobre qué parte de su cuerpo utilizan para diversas tareas, al igual que un humano puede ser diestro o zurdo.

Observaron que los flamencos preferían descansar con la cabeza hacia un lado más que el otro, y que el lado hacia el que los flamencos inclinaban su cabeza determinaba cómo eran de agresivos hacia sus compañeros de grupo.

Esto condujo a los investigadores a analizar si los flamencos también prefieren apoyarse sobre una pata más que sobre la otra, y de ahí a ver por qué es que se paran sobre una pata, realizando una prueba empírica sobre la cuestión por primera vez.

Así, en primer lugar, se examinó si el pararse sobre una pata les ayudaba a reducir la fatiga o a escapar de los depredadores más rápido, acortando el tiempo necesario para remontar vuelo (dos de las razones que comúnmente se esgrimen para explicar el porqué de esta posición).

Las aves no mostraron ninguna preferencia por mantenerse sobre una pata o la otra y la posición tampoco les ayuda a mantener el equilibrio cuando hay viento, otra de las ideas que se barajaban, así que se descartaron ambas teorías, junto con otras más más extravagantes, como la que sugiere que descansar sobre una pata ayuda a circular la sangre de los flamencos al limitar los efectos de la gravedad en su sistema circulatorio.

Sin embargo, los investigadores advirtieron que los flamencos preferían pararse en una pata mucho más a menudo cuando estaban en el agua que sobre la tierra, concluyendo que, como el agua indefectiblemente ayuda a liberar el calor corporal, esto respalda la hipótesis de la termorregulación.

Dicho de otro modo, las aves se posan en una sola pata para conservar el calor del cuerpo. Si, en cambio, se pararan sobre las dos patas, perderían más calor de lo conveniente, en especial al pasar tanto tiempo sobre el agua.

9 comentarios:

Joseluinik dijo...

Acabo de llegar y me parece una idea genial el hacer un blog dedicado a ellos. Hace un par de días mi compañero recibió su placa azul, y traté de contar a los cuatro vientos, en mi blog, lo que significaba.
Te invito a dar un paseo por mi mente, y leerlo, que yo, me quedaré por aquí dispuesto a dar lametones.
Saludos

Henry Clark dijo...

Hola, gracias por pasar por mi blog, un saludo muy grande de mi parte. Tu blog es muy interesante, me gusta mucho el mundo animal, enhorabuena, nos vemos.

Duna dijo...

Hola! Gracias por pasarte por mi blog :) aunque ya te respondí en él, t comento también por aqui q cuando quieras hacemos intercambio (ya me enseñarás tus cositas de reciclaje).
Por cierto a mi me encantan los animales, y tu blog esta dedicado completamente a ellos, q chulo... Mi perro Zen ya lleva colgada la placa azul, la pedí hace un tiempo.. Besotesss

Tanais dijo...

Interesante niña, no tenía ni idea, creo que voy a aprende mucho leyendo tu blog...

Capitán Clostridium dijo...

Yo creo que siguen la ley del mínimo esfuerzo. ¿Por qué cruzamos las piernas los humanos al sentarnos? Pues, a lo mejor, ellos están más cómodos así. ;)

betty dijo...

que interesante!!! hermosos animales, tan esbeltos!!!

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Algo habia leido al respecto, pero tu lo explicas bien detallado.

Amiga como siempre un placer visitarte.

Recibe un generoso y cálido abrazo para tu ser

Beatriz

Iznogud dijo...

Que curioso. Siempre me había preguntado esta costumbre sobre los flamencos. Ahora ya se la respuesta gracias a este blog.
Y es que los animales son más listos de lo que pensamos...

Perséfone dijo...

Joseluinik: Antes de nada ¡Bienvenido! Me alegra enormemente que te guste el blog lo suficiente como para quedarte por aquípara poder leernos a menudo. No dudes en que le echaré un vistazo a tu rincón.

Henry Clark y Duna: Muchísimas gracias a los dos por devolverme la visita. Me alegra que os haya gustado Anima-blog. Espero que volvemos a leernos.

Tanais: No creas que eres la única que aprende con esto. Yo misma lo hago según voy publicando algunas entradas. ¡Casi salgo a lección por día! En cierto modo, esa era la idea jeje

Capitán Clostridium: Yo creo que todo tiene un por qué. Me encanta leer este tipo de estudios y que la gente se coma tanto el tarro al preguntarse cositas que a otros le puedan resultar simplemente absurdas.

betty: A mí también me parecen unos animales impresionantes ¡Y encima rosas! mi color preerido jaja

*Beatriz*: Me alegra muchísimo que la explicación sea clara, sino esto no tendría mucho sentido. Por cierto, el placer es mío.

Iznogud: La verdad es que a mi siempre me ha sorprendido, si no la inteligencia de los animales, sus formas de adaptación al medio (que cada uno lo llame como quiera).

Me alegra que la duda haya quedado resulta con esto.

Muchísimas gracias a todos por pasar.

Un abrazo.