martes, 10 de noviembre de 2009

Animales de granja, pero sin sufrimiento

Los seres humanos consumimos unos 300 millones de toneladas de carne cada año, algo que ejerce sobre la conciencia de muchos amantes del reino animal un enorme sentimiento de culpabilidad al ser plenamente conscientes de la mayor parte de este producto proviene de granjas industriales, famosas por el hacinamiento y los malos tratos a los que se someten los animales.

En relación a este tema, el filósofo estadounidense Adam Shriver ha generado una enorme controversia. Y es que lejos de proponer mejorar las condiciones de granjas e industrias, apostar por el consumo ecológico o incluso tratar de convencer a la gente para que compre menos este tipo de productos, no se le ocurre otra cosa mejor que sugerir la modificación genética de los animales de granja para que no puedan sentir dolor.


El polémico Shriver, que considera esta opción como un deber ético, argumenta que que, si vamos a seguir manteniéndolos en condiciones que mermen su bienestar, lo mínimo que podríamos hacer es utilizar los avances en genética y neurología para que no se enteren y, de paso (yo diría sobre todo), aliviar nuestra conciencia.

El progreso en la comprensión y la manipulación de las bases moleculares y genéticas para el dolor, puede acabar de determinar si la propuesta de Shriver se convierte en una realidad.

¿Y tú, qué opinas al respecto?
¿Comería carne de un animal que ha sido modificado genéticamente para no sentir dolor?

9 comentarios:

Nereinha dijo...

Me parece un poco quitar un clavo con otro clavo, buscar una solución para no afrontar el problema en sí.
Además una de las cosas más reprobables y que son las que deberían cambiar es cómo viven estos animales; el hecho de que vayan a, supuestamente, morir sin dolor no justifica que vivan hacinados y en situaciones precarias durante sus cortas vidas.

Dragón Negro dijo...

Totalmente en contra!

Que inventen una carne sintética mejor... Si tanto avanza la ciencia, esa es una opción....

Furacán dijo...

Y que van crear, una generación de animales yonkis que no sientan ni padezcan? el dolor también es necesario, si no como va saber un animal las cosas que le hacen daño?
Hay gente que parece que de tanto darle a la cabeza acaba diciendo las mayores chorradas.

No me gusta la explotación industrial, aquí siempre ha habido una explotación tradicional donde los animales hasta tenían nombre y disfrutaban de unas condiciones en general bastante buenas. Sé de mucha gente que tenía sus vacas o sus cerdos y ha tenido que deshacerse de ellos porque le suponían más gastos que beneficios, los sucesivos gobiernos han apostado por favorecer la explotación intensiva y a esas mega-empresas dándole todo tipo de facilidades, mientras al resto le ponen trabas. Como siempre se favorece la cantidad a la calidad, el beneficio inmediato al beneficio sostenible y alargado en el tiempo.

Lillu dijo...

Sinceramente pienso que todo el dinero que dedicarían a esa investigación se puede emplear en otro tipo de estudios más necesarios.

Yo soy consumidora de carne, posiblemente criada en granjas industriales, pero he de reconocer que nunca me lo he planteado. Me gustaría que los animales que me como no sufrieran, pero si sé que el pollo al que pertenece la pechuga que estoy degustando se llamaba Ricky pues creo que me daría mucho más reparo :/ Y lo digo porque las tías de mi padre mataban los conejos a los que media hora antes habías estado acariciando y te los ponían en la cena... Sí, tienen nombre y una vida mejor, pero mi conciencia no mejora al saberlo, más bien al contrario. Supongo que los vegetarianos lo verán de otra manera.

saluditos

no comments dijo...

Mi opinión del tema es que habría que buscar un equilibrio entre economía y bienestar animal, alejarnos en la medida de lo posible de las explotaciones industriales intensivas dando más importancia (apoyando económicamente si fuera preciso) a la explotación extensiva mejorando así las condiciones en vida de los animales de granja. Y por supuesto, al llegar el momento del sacrificio ser lo más escrupulosos posibles con medidas que minimizen el dolor de estos animales.

Tema complicado cuando hay tantos intereses económicos por medio.

Un saludo indio

Anónimo dijo...

Yo trabajo en el campo de la produccion animal y entiendo perfectamente la preocupacion de la gente por el bienestar de los animales. Sin embargo, tambien creo que los estereotipos que se crean sobre el bienestar hacen muchas veces mas da mal que bien.

Para pensar en el bien estar de los animales es fundamental no humanizarlos. El estar en el campo y tener mas espacio, no representa en la mayoria de los casos un beneficio para el bienestar del animal. De hecho, lo que mas hace sufrir a un animal en general es la falta de comida. Pensemos que nosotros tambien vivimos en el pasado en cuevas y nos va mejor en las casas actuales. Es un ejemplo simplista para para invitar a la reflexion.

Por otro lado, hay un principio que se ha de respetar la mayoria de las veces en producci'on animal. Cuando el animal produce mas es cuando esta sano y en buenas condicines. Si que hay granjas que dan lugar a las famosas imagenes que las protectoras difunden. Sin embargo en una gran mayoria las condiciones de los animales distan mucho de esas situaciones.

Ademas hay una gran cantidad de trabajo en marcha para mejorar las condiciones de los animales. Pero siempre es mejor no precipitarse por el bien de los animales.

Sobre lo de crear animales sin dolor, yo creo que cualquier idea es buena en este debate. Como decia alguien, el dolor tiene su funcion y es necesario, pero siempre podria ser que el ser humano superara incluso eso.

La mejor soluci'on para mi es actualmente hacer que la gente entienda que la proteina barata se tiene que acabar y que por los animales y por ellos mismo han de reducir el consumo de esta.

Saludos,

YO

Perséfone dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestras opiniones, especialmente a ese anonimo que se ha atrevido a participar tan extensamente conociendo el tema de primera mano.

Considero que en estos temas todos tenemos opiniones muy diferentes, así que me parece injusto comentar vuestras aportaciones.

Besos y abrazos.

Mr Blogger dijo...

Hola. Sabes que aunque leo no suelo pararme mucho por aquí a comentar, pero este tema me interesa mucho.

A priori creo que bastaría con mejorar las condiciones de vida de los animales, lo cual mejoraría la calidad de las carnes y tal y cual. Supondría una inversión que mejoraría la competitividad de la empresa. Lo cierto es que los empresarios no lo ven así, prefieren ahorrar costes sin importar los efectos que conlleve esto. Y pasa lo mismo con animales que con personas.

Sobre si suprimir el dolor es algo que debemos hacer y tal... creo que manipular hasta ese extremo un animal es una salvajada. Sin receptores de dolor cambiaría completametne el comportamiento y el aprendizaje de los animales. No se podrían detectar según que enfermedades, las lesiones serían más frecuentes, duraderas y graves (no te inhibes de hacer ciertas cosas para no profundizar una herida, seguirías funcionando "normalmente" y agravando la situación), con lo cual los costes veterinarios aumentarían drásticamente, eso si los animales no se vuelven "locos" en cierta forma. Creo que no les estaríamos haciendo un favor, estaríamos puteándolos más.

jodie398 dijo...

Hola , opino lo mismo que Dragón Negro .

Saludos