miércoles, 11 de noviembre de 2009

Las jirafas de Niger se salvan de la extinción

La población de jirafas de Níger estuvieron a punto de extinguirse hace tan sólo diez años, pero hoy en día no sólo se ha registrado un crecimiento sostenido de esta especie, sino que también han migrado a nuevos hábitats. Y es que con una pequeña manada de 50 animales, los conservacionistas del país africano -ayudados por el gobierno- supieron proteger la especie y crear un ambiente idóneo que permitió su reproducción hasta llegar a las 200 de hoy día.

Este tipo de jirafa sólo existe en la región del África occidental, donde hace muchos años deambulaban por las vastas extensiones de la zona, desde los desiertos de Chad hasta la costa atlántica. Sin embargo, en la actualidad estos animales en peligro sólo se encuentran en Niamey, una pequeña área cercana a la capital de Níger.

A medida que su población aumentaba, las jirafas empezaron a migrar, así que los animales están buscando nuevos campos, por lo que es vital hacerles un seguimiento para lo cual el gobierno permitió que los conservacionistas compraran collares que permitirán monitorear los movimientos de las jirafas.

Además, las autoridades del país africano prohibieron todo tipo de caza, pues creen que las jirafas les ayudarán a impulsar la industria del turismo.

Se espera que estos animales, que llegan a tener una altura de seis metros, repueblen la región. Esperemos que, con el aliciente que supone el turismo hoy en día, en no demasiado tiempo podamos leer que así ha sido.

Puedes leer la noticia original, en su medio de procedencia.

3 comentarios:

Oceanida dijo...

Espero que asi sea.

bellisimos animales.

Un abrazo.

aliere dijo...

Me encanta leer noticias en las que el turismo no va en contra de la naturaleza, sino que es una de las razones que ayuda a su conservación. Cuanto más amemos viajar para disfrutar del paisaje o la fauna tanto mejor le irá a los ecosistemas que pisemos. Un abrazo.

Perséfone dijo...

Oceanida: Estoy segurísima de que somos muchos los que sentimos ese deseo.

aliere: Ya somos dos. De hecho una de las noticias que más me ha impresionado desde que llevo Anima-blog es una que decía que el turismo de observación de ballenas generaba mucho más dinero que su caza y la venta de estos productos.

Creo que quizás hemos encontrado el perfecto aliado para la conservación de muchos entornos pero es un fenómeno que en muchas ocasiones no sabe regularse ni organizarse.

Muchísimas gracias a las dos por vuestras opiniones.

Os dejo un abrazo enorme.