sábado, 7 de noviembre de 2009

Un hogar para chimpancés abandonados

Tras ser abadonados, diez chimpancés salieron el lunes por la noche del santuario holandés de AAP en la localidad de Almere y, después de un largo viaje en camión que duró unas 36 horas, llegaron a 'Primadomus', un centro situado en Villena e impulsado por la Fundación holandesa para la Acogida de Animales Exóticos Primadomus (AAP) con la colaboración de la naturista británica Jane Goodall que se convertirá en su nuevo hogar.

Los diez animales provienen de circos o de zoos o particulares que pasado el tiempo no pueden o quieren hacerse cargo de ellos.

Ahora, por suerte, gozan de una segunda oportunidad y se han conviertido en el primer grupo de primates que habitará este centro, el cual ocupa 67.750 metros cuadrados en el paraje agreste del Rincón del Moro, en la sierra de Salinas, y les permitirá vivir en semi libertad, separados del exterior por una valla metálica especialmente diseñada.

Aunque según la directora del centro, tienen unas ganas tremendas de salir al exterior, ahora los chimpancés necesitan "un tiempo de adaptación importante", durante el cual permanecerán en unas instalaciones interiores, pues es importante que, antes de disfrutar del entorno natural de Villena, exploren primero las instalaciones y se familiaricen con las nuevas estructuras.



Puedes leer la noticia original, en su medio de procedencia.
Video: ATLAS | Visto en Público TV.

4 comentarios:

joselop44 dijo...

Animales los dueños de estas pobres criaturas.
Saludos

Tanais dijo...

Pobrecillos...

Javier dijo...

Me tranquiliza saber que existan centros de este tipo para animales abandonados, aunque me sentiría mucho mejor sabiendo que se les ha hecho algo a los responsables de semejante animalada.

Perséfone dijo...

joselop44: Yo personalmente no les llamaría así. No me gusta utilizar ese termino para designárselo a algunos monstruos.

Tanais: Sí... Al menos consuela un poco saber que ellos han recibido la segunda oportunidad que muchos no han podido tener.

Javier: A mí también me tranquiliza muchísimo. Y es que, como yo digo, el ser humano es capaz de lo peor, pero también de lo mejor. En este caso concreto podemos verle las dos caras a la moneda.

Muchas gracias a todos por participar con vuestras opiniones.

Un saludo.