miércoles, 2 de diciembre de 2009

Un baño lleno de ternura

El propio autor de la siguiente fotografía explica el modo en que decidió tomarla.

Al parecer se encontró con una escena llena de ternura: un 'mahout' se encontraba en el río, bañando con suma delicadeza a su elefante. Quiso retratarlos enseguida, pero al cuadrar la instantánea en su objetivo, sintió que faltaba algo. En ese momento decidió subir a la rama de un árbol para tratar de captar toda la esencia del momento, y este fue el resultado.

La hazaña estuvo a punto de costarle un buen golpe, ya que la rama del árbol cedió, partiéndose por completo y cayendo al suelo segundos después de que el fotógrafo bajara de allí.

Aún así estoy segura de que el riesgo le mereció mucho la pena.

Foto: Mohit Midha | National Geographics.

8 comentarios:

Tati dijo...

De la que se salvó el pobre. Realmente valió la pena.

Tati dijo...

Por favor, si me pudiera investigar sobre la evolución de las aves, se lo agradecería. No encuentro nada en las páginas de Internet. ¡GRACIAS! :)

Tanais dijo...

sencillamente...IMPRE3SIONANTE!!!!

MªJose dijo...

Te dejo una invitación en mi blog por si te apetece participar.
Besos

Pétalo dijo...

Jo, que guay!! Es una foto preciosa, me la he puesto de fondo de pantalla. Hay quienes comparten la vida con conejos (como yo), y hay quienes la comparten con elefantes. Que fuerte.

Oceanida dijo...

Que belleza de foto! Yo lo haria mil veces!

Un abrazo.

joselop44 dijo...

Es una foto estupenda y llena de ternura.
Saludos

Capitán Clostridium dijo...

Ya hay que tener valor para ello. Yo siempre rechacé el bañarme con ballenas y, sin embargo, qué valiente el señor.