domingo, 17 de enero de 2010

El perro peruano se pone de moda

La historia del perro peruano y su popularidad está llena de fluctuaciones: Hace unos tres mil años aparecía como ser mitológico que guíaba a los muertos al más allá para más tarde estar visto como un instrumento de brujería. En la república lo acusaron de traer una plaga y ya para el siglo XX su destino parecía sellado: nadie lo quería.

Ahora la suerte de este perro parece estar cambiando de nuevo. No sólo está de moda, sino que en 2009 se coronó ejemplar del año en el exclusivo club para perros, el Kennel Club, y en julio de 2010 la Federación Cinológica Internacional, que clasifica a todos los mejores amigos del hombre alrededor del mundo, le dedicará un homenaje especial.

Si una cosa es innegable es que estamos hablando de un ejemplar único: sin pelos y de piel oscura, este perro tiene un origen 100% peruano, siendo reconocida la raza oficialmente en 1985 al pensarse anteriormente que se trataba de un perro chino. Dos años después, el descubrimiento de la tumba del Señor de Sipán, que había sido enterrado con su mascota favorita, un perro sin pelo, no sólo fue uno de los grandes hallazgos arqueológicos del siglo XX en América, sino que también ayudó a aumentar su popularidad.

Aseguran los especialistas en el tema que “la demora en su reconocimiento por la gente se debió a que muchos no creían que era peruano y porque la mayoría prefería razas extranjeras”. Añaden también que este cambio tiene que ver también con una ciudad que en los últimos 20 años ha venido transformando su identidad, conectando más en la actualidad con las nuevas sensibilidades que se tienen en el luagr sobre la peruanidad.

Sea como fuere, queda claro una vez más que los animales (y muy especialmente los domésticos) no están para nada dermarcados de las absurdas modas que muchas veces se impone el ser humano. Si bien en casos como este las mismas tienen efectos positivos, espero que tantos años de evolución y la cultura que se supone que poseemos en nuestros días no hagan que el día menos pensado se vuelvan a difundir prejuicios de antaño que puedan perjudicar a nuestros fieles amigos, idependientemente de la raza o la especie a la que pertenezcan.

6 comentarios:

miguel espinoza dijo...

Faltan más fotos del perro peruano,no es muy buena la que sale en el articulo del blog

Capitán Clostridium dijo...

Parece un perro de esos arrugaos, jeje.
Saludos, Perséfone, de este capitán perdío.

joselop44 dijo...

Aunque losprefiero con pelo, no cabe duda de que es un perro muy original.
Un abrazo

Lillu dijo...

Yo creo más que el rechazo se produjo por ser un perro "atípico" (sin pelo) que por ser o no peruano. Ocurre como el gato ese egipcio, creo que es, que tampoco tiene pelo y a mucha gente le produce grima verlo. Pero el perro en la foto tiene cara de bueno, pobrecillo :)

saluditos

Sidel dijo...

Yo tanto al perro y el gato los prefiero con pelo, pero...estos también son muy graciosos. Estúpidas modas...

Anónimo dijo...

que lindo perro yo quiero unpo