viernes, 8 de enero de 2010

Delfines: personas no humanas

La inteligencia de los delfines siempre ha sido un tema que ha llamado poderosamente la atención del ser humano, sin embargo esta siempre se ha situado por debajo de la de los chimpancés.

Sin embargo, una serie de estudios recientes de comportamiento no sólo sugieren que los delfines -sobre todo los de nariz de botella- son los más inteligentes de las dos especies, sino que quienes los llevaron a cabo afirman que deberían ser tratados como personas no humanas calificando de moralmente inaceptable mantener a estos mamíferos cautivos en parques de atracciones o matarlos para alimento o por accidente durante actividades pesqueras.

Para llegar a dichas conclusiones, los investigadores utilizaron primero imágenes de resonancias magnéticas para mapear el cerebro de especies de delfines y compararlo con el de los primates. Así hallaron que la corteza cerebral y la neocorteza cerebral de los delfines de nariz de botella era tan grande que "la anatomía que evalúa la capacidad cognitiva lo ubica segundo después del cerebro humano."

Los estudios también revelaron que los delfines tienen una personalidad propia y pueden pensar a futuro. También dejaron claro que son animales culturales que pueden aprender nuevos tipos de comportamiento entre ellos.

En uno de los estudios, Diana Reiss, profesora de psicología en el Hunter College de la City University de Nueva York, mostró que los delfines de nariz de botella podían reconocerse en un espejo y utilizarlo para inspeccionar varias partes de su cuerpo, una habilidad que se creía que estaba limitada a los humanos y los simios.

En otro estudio, averiguó que los animales en cautiverio tienen una habilidad para aprender un idioma rudimentario basado en símbolos.

En un caso reciente, un delfín que fue rescatado de su habitat natural, fue enseñado a andar sobre su cola, en las tres semanas que duró su recuperación en un acuario de Australia. Después de que el animal fuera puesto en libertad, los científicos se quedaron atónitos cuando vieron cómo se extendió el truco entre los delfines que se encontraban en estado salvaje, que lo habían aprendido del que estuvo en cautiverio.

Marino y Reiss, responsables de estos hallazgos, los presentarán en una conferencia que se celebrará en la ciudad estadounidense de San Diego el próximo mes, un evento al que asistirá Thomas White, profesor de ética de la Universidad Maymount Loyola de Los Ángeles, quien en varias ocasiones ha sugerido que los delfines tendrían que tener derechos.

Y digo yo ¿en lugar de que los derechos de los animales fuesen en relación a su inteligencia o a su cercanía con el ser humano no deberían aplicarseles a todos por igual, independientemente de la especie a la que pertenezcan o el 'escalafón' en el que se encuentren? ¿Por qué hasta a un tema como este se le tiene que dar un punto de vista tan aquerosamente antropocentrista?

9 comentarios:

SOLO DE INTERES dijo...

Bella e interesante anotación, desconocia que, los delfines tienen una personalidad propia y pueden pensar a futuro. Se me hace como magia de la naturaleza, que bello, asi como la capacidad de aprender entre ellos mismos. Un fuerte abrazo

Nacho Cembellín dijo...

Tú misma te has dado la respuesta. Somos tan egocentricos que aquellos que consideramos cercanos a nosotros los vemos como parte nuestra. Desgraciadamente todo es así. Decimos q somos capaces de pornernos en la piel de otros pero solo es cierto si es igual a nosotros.

Pablo Escribano Álvarez dijo...

Muy buen artículo!

Estoy totalmente de acuerdo con que todos los animales deberían tener derechos por igual.
Todos somos seres vivos que sentimos y no tenemos ningún derecho a imponernos sobre otros y utilizarlos a nuestro antojo.

Hay que seguir luchando por la igualdad.

Un saludo!

joselop44 dijo...

Es un animal fascinante. Estoy contigo en la última reflexión.
un abrazo

Markos dijo...

Recuerdo un documental en el que tenían dos pulsadores (sí y no). Les mostraban objetos dibujados y el delfín pulsaba en función de si el objeto estaba en el estanque o no estaba.
Tiempo después, pusieron en otra parte del estanque una cesta. Mostraban el dibujo del objeto al delfín, éste buscaba el objeto y lo depositaba en la cesta.
Un día, intentaron fastidiar al delfín y le mostraron un objeto que no estaba en el estanque...el delfín buscó un rato y al cabo regresó con un objeto (no recuerdo cuál) lo más parecido al que le habían pedido...y sin espera (y sin que se lo hubieran pedido) cruzó el estanque para pulsar NO.

Los cuidadores todavía no han cerrado la boca. :-D

Salu2

Sweety dijo...

Eres genial!! Siempre tienes el blog actualizado y además con cosas muy interesante. Enhorabuena!!

Un abrazo!!

Oceanida dijo...

te recomiendo la pelicula-documental "The Cove", es muy dura pero necesaria.

Estos seres son extremadamente inteligentes, sensibles y capaces de entender y comprender mucho mas que nosotros.

Un abrazo.

Dragón Negro dijo...

En mi casa tenemos un bello gato negro el cual es parte integrante de la familia, de hecho yo lo llamo "mi hijo peludo" para diferenciarlo de "mi hijo pelado" de raza humana.

Muchos nos miran a mi y a mi esposa de manera rara por este comportamiento, pero Bubu (gato) se ha ganado su estatus de "persona" comportándose mejor que muchos humanos...

Sidel dijo...

Es increible que sean tan inteligentes, si es que tenemos que prestar mucha más atención al mundo animal y no queremos darnos por enterados! En cuanto a la ultima reflexión yo tambiénm estoy contigo, protegamoslos a todos!