lunes, 29 de marzo de 2010

Así son los abrazos de oso

Cuando te has pasado los primeros tres meses de tu vida hibernando junto al calor de mamá en una cueva, el momento de salir y enfrentarse al Ártico por primera vez puede resultar traumático. Por eso, un abrazo tranquilizador y reconfortante nunca viene mal...

Foto: Steven Kazlowski/Barcroft Media | Vista en Informativo Telecinco.

Después de esta primera etapa, el osezno deberá aprender a sobrevivir entre hielo y a cultivar el arte de la caza de focas para no morir de hambre.

Nota: Puedes ver aquí la fotogalería completa.

4 comentarios:

Iruk Asturias y Marisa dijo...

Que pena que no podamos ver estas imagenes en Asturias. Al parecer nuestra querida amiga Tola no estaba preñada. Todo el invierno esperando para ver sus retonós y nada...
Por cierto, Perse...te he dejado un regalo en el blog. Un saludo

Iruk Asturias y Marisa dijo...

¡Uy..! perdón..."retoños"

Tanais dijo...

que imagen más bonita!

Verbo... dijo...

Pero el abrazo de mamá osa siempre viene bien.

Un beso.