miércoles, 28 de julio de 2010

Las ballenas también tienen olfato

Hasta ahora se creía que las ballenas y los delfines no tenían sentido del olfato. Para sorpresa de muchos, los detalles de un reciente estudio publicado en la revista 'Marine Mammal Science' sugieren que las ballenas de Groenlandia pueden oler el aire, un hallazgo que cambiaría nuestra comprensión de cómo las ballenas sin dientes localizan a sus presas, ya que estas podrían llegar a percibir a través del olfato los bancos de krill.

El descubrimiento salió a la luz después de que unos científicos, a los que les fue permitido diseccionar las cavidades del cerebro para evaluar qué proporción del cráneo está lleno después de que los animales hubieran sido llevados a tierra firme en el marco de la caza de subsistencia bianual de la comunidad aborigen Inupiat a lo largo de la costa norte de Alaska, disecaran sus cuerpos y encontraran órganos olfativos uniendo el hocico y el cerebro, así como los receptores de proteínas necesarias para el olfato.

El olfato es, por definición, la recepción de las moléculas en el aire. Por lo tanto, a primera vista, parece que las ballenas no le darían mucho uso a este sentido, pues todo lo que les interesa está debajo del agua. Además, en la mayoría de las especies de cetáceos que han sido investigados hasta ahora, que son en su mayoría las ballenas dentadas como delfines, cachalotes y orcas (ballenas asesinas), los componentes anatómicos necesarios para el olfato no están presentes, como los nervios y las células receptoras olfativas.

Sin embargo, en el caso que nos ocupa, no sólo poseen un bulbo olfativo relativamente grande y desarrollado, con una estructura similar a la de los animales con un sentido del olfato desarrollado, sino que, como ya hemos mencionado anteriormente, también presentean las proteínas receptoras olfativas funcionales que le proporcionan a los mamíferos marinos la infraestructura bioquímica necesaria para retener olores.

Otra curiosidad es que diferencia de la mayoría de las ballenas, esta especie tiene fosas nasales separadas, lo que sugiere que pueden ser capaces de sentir la dirección de donde proviene un olor particular. Además, esto también podría significar que la contaminación humana, que enmascara los olores del océano, podría afectar a esta especie en peligro de extinción.


3 comentarios:

Ecosol dijo...

Muy interesante... ¿serán capaces de detectar algún olor bajo el agua?

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Me imagino que todos los mamiferos de sangre dfría tienen olfato bajo el agua,,,el tiburón detecta la sangre y ataca, lo pregunto,???.
Gracias por tu espacio. Hoy nos han dado un premio en ESTOY A TU LADO.
Con ternura
Sor.Cecilia

Perséfone dijo...

Ecosol: Esa es una buena pregunta. Imagino que no tardarán en surgir investigaciones que traten de averiguarlo.

Sor Cecilia: En cuanto al tiburón la verdad es que yo no sé si es cierto que ataca después de detectar la sangre. Lo que sí sé es que su olfato está muy desarrollado. De hecho, existen estudios que tratan de averiguar el mecanismo que les permite seguir los rastros para después aplicar los conocimientos a robots submarinos que sean capaces de detectar fugas de químicos bajo el agua.

Y es que parecemos empeñados en encontrar soluciones a problemas que muchas veces se encuentran en la propia naturaleza.

Un saludo a ambos y mil gracias por vuestros comentarios.