martes, 24 de agosto de 2010

Mueren 49 ballenas varadas en Nueva Zelanda

58 ballenas piloto quedaron varadas el pasado viernes en una playa en el norte de Nueva Zelanda. Según fuentes oficiales, las autoridades encontraron sólo a 15 de los cetáceos con vida y consiguieron devolver 13 a alta mar durante el fin de semana. Unos 70 voluntarios trabajaron sin descanso para mantener a los mamíferos a flote y respirando pese a que pesan una tonelada y media, pero cuatro volvieron a quedar varadas y finalmente murieron.

Según las autoridades neozelandesas, la mayoría de las ballenas falleció porque quedaron varadas durante la noche y tardaron horas en ser descubiertas.


Vídeo: Voluntarios intentan salvar a las 15 ballenas sobrevivientes
(Fuente: ATLAS | Público TV)


Hace dos años, más de cien ballenas piloto fueron atrapadas en la misma playa de Nueva Zelanda que, como la vecina Australia, ve cada año como cientos de mamíferos marinos pierden la vida en sus costas.

Los científicos desconocen la razón por la que algunas especies de cetáceos acaban sus días en las playas. Una de las posibilidades que barajan es que acudan atraídas por los sonares de grandes buques o que sigan a un cabeza de grupo desorientado por enfermedad.

1 comentario:

Susana Terrados Sánchez dijo...

Vaya hoy nos toca una noticia triste, qué pena. ¿Qué les hará ir a esa muerte casi certera?
Gracias por la información que hay que saberlo todo.
Besotes.