jueves, 2 de septiembre de 2010

Hanama, el padre perfecto para Simh y Skukuza

En esta imagen tomada en el parque de Myrtle Beach en Carolina del Norte (EEUU), un orangután de tres años de edad llamado Hanama abraza con ternura a Skukuza (nombre que procede de un lugar en África) y SIMH (que significa león en el antiguo idioma sánscrito), dos cachorros de león huérfanos de poco más de 30 días.

Hanama 'juega' a ser el papá de los cachorros. De hecho, dice el director del centro, fue traído al parque para ello. Y asegura que cumple su papel con creces: no dsólo los cogió de inmediato nada más verlos, sino que vela por ellos, les abraza y les muestra mucho amor.

Sus cuidadores reconocen que el trío seguirá junto durante varios meses, pero con el tiempo Hanama no podrá con ellos. Será inevitable, que dentro de seis u ocho meses, Manama ya no pueda cuidarlos.

Probablemente nadie se haya parado en pensar en lo dramático que pueda ser para ellos el momento de la obligada separación al ver una escena tan bella...

1 comentario:

Susana Terrados Sánchez dijo...

Pues sí, lo primero que pensé en loinjusto de la separación porque el ser humano cuando se dedica a cuidar a otro ser vivo sabe que tarde o temprano debes de separarte, lo razonas y lo entiendes, pero a este divino trío ¿quién se lo razona?
La imagen es una divinura, la disfrutaremos y esperaremos el futuro para ver ¿qué pasará?.
Saluditos, me encanta saber estas cosas.
Besotes.