martes, 15 de febrero de 2011

¿Escuchan los calamares?

Es la pregunta que se han formulado el biólogo marino Aran Mooney, del Instituto Oceanográfico Woods Hole (WHOI) de Massachusetts (EE UU), y sus colegas. Para averiguarlo trabajaron con calamares de la especie Loligo pealei a los que colocaron dentro de tanques de agua, previamente anestesiados, y les conectaron electrodos para detectar las señales enviadas al cerebro.

Además, en los tanques introdujeron altavoces sumergibles para reproducir sonidos dentro del agua. Los experimentos mostraron que este animal puede escuchar sonidos de baja frecuencia entre 30 y 500 Hz. Esto significa que los calamares son capaces de oír los sonidos de los arrecifes, del viento, de las olas, pero no las señales de ecolocalización de alta frecuencia que emiten los delfines y otros de sus depredadores naturales.

El sentido del oído de los calamares no detecta los cambios de presión producidos por las ondas sonoras en el aire, como ocurre en los animales terrestres. Por el contrario, el "oído" de estos cefalópodos marinos detecta su propio movimiento dentro de la onda sonora, y lo compara con una fruta suspendida en gelatina. "Si haces que la gelatina tiemble, la fruta también se mueve", explica.

Los calamares cuentan con dos órganos llamados estatocistos, situados en la base del cerebro, que guardan una curiosa similitud con la cóclea del oído humano. Cada estatocisto consiste en un saco hueco lleno de líquido con células pilosas. En la parte exterior del saco, las células pilosas están conectadas con los nervios, que a su vez se comunican con el cerebro.

Mooney quiere también investigar ahora si la creciente cacofonía de los sonidos generados por los humanos en el océano afecta al comportamiento del calamar y amenaza su supervivencia. “El sonido del océano está aumentando” ha dicho Mooney. “La navegación comercial, la exploración de petróleo y gas hacen muchísimo ruido. Y no sabemos cómo puede afectar a los moluscos a menos que sepamos lo que oyen”.

3 comentarios:

Vero dijo...

Gracias por acercarnos al mundo animal!! cada uno de los post sorprende!

Susana Terrados dijo...

Pero qué minucioso estudio...icreible. Hay veces que me sorprende la variedad de datos que obtienen nuestros amigos los científicos...
Gracias.
Besos.

Delirios de Muñekita CaT dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat19@hotmail.com

besoss

Catherine