martes, 29 de marzo de 2011

El primer quebrantahuesos nacido en cautividad se reproduce con "éxito"

El primer ejemplar de quebrantahuesos que nació en cautividad en 2002 en el centro de cría jiennense de Guadalentín, 'Andalucía', ha logrado reproducirse con éxito en el mismo centro, dotando así al programa de cría en cautividad de esta especie de los primeros ejemplares de segunda generación que nacen en las instalaciones de la Junta de Andalucía en Cazorla (Jaén), siendo el primer caso en la comunidad.

Los progenitores de los dos ejemplares de segunda generación nacidos con éxitos de estos pollos han sido el macho 'Andalucía' y la hembra 'Salvia', una de las siete parejas reproductoras del centro andaluz. Además de ser la primera vez en la región que nacen pollos descendientes de un ejemplar nacido en cautividad, se da la circunstancia de que esta pareja ha sacado adelante dos pollos, "algo infrecuente en los quebrantahuesos, cuyas puestas suelen ser de un único huevo".

Al hilo de esto, ambos polluelos crecen con normalidad en Guadalentín, si bien eclosionaron en incubadoras. Además, el equipo técnico ha decidido separarlos para evitar las conductas de 'cainismo' que se dan en esta especie.

En este sentido, en el medio natural resulta habitual que únicamente sobreviva el pollo de mayor edad, por lo que uno de los pollos está siendo criado por el personal técnico del centro, mientras que el otro se desarrolla junto a otra pareja de adultos, 'Tus' y 'Keno'.

No obstante, la Consejería aclara que estos nacimientos no son los primeros del centro esta temporada, pues el pasado miércoles 23 de febrero nació el primer pollo de quebrantahuesos, apuntando que los últimos nacimientos en Guadalentín se produjeron los pasados días 5 y 12 de marzo y ambos pollos se encuentran en buenas condiciones.

El macho 'Andalucía' nació en el Centro de Cría de la especie, que la Consejería de Medio Ambiente tiene en Cazorla, el 27 de febrero del año 2002 y supuso un éxito en la conservación de esta especie en peligro crítico de extinción y en el propio programa de cría en cautividad, que desarrolla la Junta de Andalucía con la colaboración de la Fundación Gypaetus.

La experiencia del equipo técnico en cuanto a crianza, adopciones y otros procedimientos, incrementada año tras año desde 2002, ha permitido desarrollar una metodología de trabajo basada en técnicas de cría natural, esto es, la fecundación es natural y la incubación y el desarrollo de los pollos corre a cargo de los padres, minimizando la intervención humana apoyándose en un sistema de videovigilancia mediante los cuidadores pueden seguir su evolución.

La reproducción de 'Andalucía' cierra un ciclo del programa. De esta manera, el gerente de la fundación, Jesús Charco, asegura que "el hito más importante del programa es la existencia y supervivencia por sí misma de una población de quebrantahuesos viable y sin ayuda humana, siendo este el objetivo, es decir, que los ejemplares liberados se emparejen entre ellos, se reproduzcan y sus crías ya adultas repitan el proceso de forma natural".

1 comentario:

Manuel Sánchez Acero dijo...

Es una noticia esperanzadora. Ojalá y estas especies puedan reproducirse de manera natural pero, por desgracia, el ser humano y nuestras siempre ganas de querer controlarlo absolutamente todo jugando a ser dios, no lo hará posible para no variar... Luego nos sorprenderá cuando la naturaleza nos castigues con terremotos y tsunamis.