lunes, 16 de abril de 2012

Hallan en la Antártida más del doble de pingüinos de los que se creía

Contar pingüinos emperador en su hábitat de hielo antártico no ha sido demasiado fácil, hasta que los investigadores han empezado a utilizar una nueva tecnología que localiza estas aves desde el espacio, recibendo además gracias a ella una agradable sorpresa sobre estos animales.

Mediante el uso de mapas por satélite con alta resolución suficiente para distinguir las sombras de hielo de los excrementos de pingüino, un equipo internacional ha llevado a cabo un censo sin precedente de pingüinos desde el cielo que se ha prolongado tres años.

La buena noticia fue que el equipo encontró una población de pingüinos emperador en la Antártida que sumaba alrededor de 595.000, casi el doble de las estimaciones anteriores. Pero la mala noticia es que algunas colonias han desaparecido por completo debido a los patrones cambiantes del clima y el futuro a largo plazo de las aves está lejos de ser seguro.

"Sí, este es el primer censo completo de una especie tomada desde el espacio, absolutamente", dijo Barbara Wienecke, ecologista de aves marinas en la División Antártica Australiana (AAD), que habló con Reuters por teléfono desde el buque de investigación Aurora Australis.

Intentos anteriores de contabilización habían sido inexactos debido al relieve que hizo que algunas colonias resultaran inaccesibles o con temperaturas demasiado frías, que pueden caer en picado a - 50 grados Celsius. Esta vez, el grupo, una colaboración entre la AAD, del British Antarctic Survey, la Universidad de Minnesota y la Institución Scripps de Oceanografía, utilizó inicialmente fotografía aérea para calibrar sus análisis tomados sobre el terreno.

Los pingüinos emperador, con su plumaje distintivo blanco y negro, destacan sobre la nieve. Eso significa que las colonias son claramente visibles en las imágenes de satélite. La técnica también tiene la ventaja de no tener un impacto negativo sobre el delicado medio ambiente antártico o los pájaros.

"La mayoría de las veces es imposible tomar en consideración cada colonia, pero ahora estamos en una posición que en realidad podemos comparar cómo son los cambios en el entorno del mar de hielo y espero que se siga vigilando la población, y ver cuáles pueden o no estar disminuyendo en tamaño ", dijo Wienecke.

Mientras que el mayor número de pingüinos es alentador, los cambios del clima significan que su supervivencia está lejos de ser segura. La población más grande también puede presionar la presencia de krill en los océanos, un alimento esencial para los pingüinos.

El calentamiento de los océanos observado por el equipo de investigación también puede tener un impacto. De particular preocupación es lo que sucede con el hielo que está unido al continente y forma una superficie continua plana de océano congelado.

Es en esta zona donde se concentran la mayoría de las colonias de pingüinos, ya que su superficie plana es esencial para los pingüinos machos que incuban solo huevo bajo sus patas. "Las cosas cambian muy rápidamente, por lo que no se puede estar tranquilo al tener medio millón de aves en este momento", dijo Wienecke.