sábado, 29 de agosto de 2009

Aprendiendo a respirar

Una cría de ballena jorobada llamada Tanatabiddi expulsa agua de sus orificios mientras aprende el arte de respirar.


Este es un momento importante en la vida de estos animales y es considerado casi mágico por los amantes de esta clase de cetacéos.


Foto: AFP

Vista en
BBC Mundo el pasado 24 de julio de 2009.

9 comentarios:

Mundo Animal. dijo...

../’´’´’\
.//^ ^\\
(/(_♥_)\)_______¡HOLAAAAAA!
._/”*”\_
(/_)^(_\)
IMPRESIONANTE IMAGENNNNN. NADA MAS BELLO QUE EL REINO ANIMALLLLLL
CHRISSSSS

cuchillita dijo...

Nunca dejo de sorprenderme con la naturaleza! y sobre todo con los animales!
Un besazo!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que preciosidad.
Genia, como siempre que paso por aquí.

Saludos y un beso!

Tanais dijo...

Ayyys...a mi me imponen un monton!!! gracias por darnos a conocer todas esas cosas :)

Lillu dijo...

Qué momentazo :) Aprender a respirar... qué bien suena, jeje.

saluditos

Gonzalo Navas dijo...

Que momento más simbólico. El ser humano está obligado a hacer eso varias veces en su vida (aprender a respirar de nuevo)

Perséfone dijo...

Mundo Animal: Si que impresiona, sí. SObre todo si tienes en cuenta de que aún con lo grande que es no deja de ser un "bebé" con pocas horas de vida.

cuchillita: Tranquila, que no eres la única jeje

La sonrisa de Hiperión: me alegra que pienses eso del blog cuando pasas por aquí. Muchas gracias por pasar y por los halagos.

Tanais: A mí, más que imponerme, me producen una fascinación increible. Siempre me han encantado los cetáceos.

Lillu: Tienes razón. Y si verlo es tan bonito como suena, debe ser casi mágico. No me extraña que el momento cause tantas sensaciones a los amantes de estos seres.

Gonzalo Navas: Me ha encantado el paralelismo que has hecho. Ha quedado muy filosófico, pero real al fin y al cabo jeje

Muchísimas gracias a todos por pasar y dejar algún comentario.

Un saludo.

Capitán Clostridium dijo...

El viejo capitán tuvo una amiga. Una ballena de barbas mil y ciento de años a su lomo. Una ballena que conocía todos los mares y de la que os hablaré algún día. Qué grandioso animal, capaz de recordarnos lo pequeños que somos.

Gracias, como siempre.

Perséfone dijo...

Capitán Clostridium: Me hubiese encantado conocer a tu amiga.

Gracias a ti, grandullón.

Un abrazo.