lunes, 11 de enero de 2010

Solidarios... por interés

Al igual que los seres humanos somos capaces de penalizar a alguien que comete un acto inadecuado con terceras personas para conseguir una recompensa, los peces también pueden castigar a sus congéneres en situaciones de este tipo y sacar algo a cambio. Según los expertos, este tipo de respuesta podría significar que está inscrita en nuestro comportamiento desde antes de que la vida en este planeta abandonara el agua y colonizara la tierra.

El experimento ha sido realizado con peces limpiadores de la especie 'Labroides dimidiatus', pequeños ejemplares tropicales -habituales en muchos acuarios- cuya labor principal consiste en limpiar a otros peces de mayor tamaño de parásitos, lo que les sirve de alimento.

Un pez 'L. dimidiatus' limpia de parásitos a su'cliente' (Foto: Science | Vista en El Mundo).

Los investigadores, de la Sociedad Zoológica de Londres y las universidades de Quensland y Neuchatel, descubrieron que los machos de estos limpiadores persiguen a las hembras cuando éstas hacen algo que puede ofender al 'cliente' que están desparasitando, como es morderles para comerse parte del mucus de la piel. Los machos las penalizan aunque ellos no sean afectados directos, según publican esta semana en 'Science'.

El biólogo Nichola Raihani y sus colegas descubrieron este comportamiento cuando introdujeron en un acuario dos 'L. dimidiatus' y una placa con escamas (su alimento habitual) y gambas (para ellos, unmanjar). Si la hembra cogía una gamba, les retiraban la placa. Tras varios intentos, comprobaron que el macho se mostraba agresivo con la hembra cada vez que iba a coger una gamba, hasta que ésta optaba por no hacerlo. De este modo, se aseguraba que la placa con la comida seguiría en su lugar y podía seguir alimentándose de todas la escamas que quisiera.

"La cuestión es que lo clientes se va cuando les engañan al limpiarlos y los machos pierden su cena, así que optan perseguir a las hembras, no tanto por defender a sus clientes como para tener una comida decente", concluye Raihani. Este estudio menciona la posibilidad que el comportamiento de los 'Robin Hood', es decir, de aquellos que miran mucho por las víctimas o los pobres, a veces sea menos caricativo de lo que se piensa.

Visto en El Mundo.

5 comentarios:

Manuel de la Fuente dijo...

Muy interesante, cómo me encantan estos animalitos.

Mery dijo...

interesante y curioso a la vez. un abrazo.

Tanais dijo...

que curioso oye.. :S

Señor Werty dijo...

Cada día aprendo una cosa nueva caray.

Sau2

Perséfone dijo...

Manuel de la Fuente: La verdad es que son animales de lo más curiosos y, al mismo tiempo siento que subestimados y poco estudiados. Estoy segura de que aún tienen muchas sorpresas que ofrecernos.

Mery: ¡Me alegra que así te lo pareciera!

Tanais: Y tanto que sí ¿Eh?

Señor Werty: En parte, esa es la intención al escribir este blog así que leyendo comentarios como el tuyo puedo darme por más que atisfecha.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios y por seguir pasando tan a menudo.

Un abrazo.