viernes, 4 de junio de 2010

Las ardillas adoptan a sus parientes huérfanos

Los animales sociales, como los leones o los chimpancés, están siempre rodeados de sus parientes, y no es extraño que una hembra saque adelante a un miembro de la familia huérfano.

Curiosamente, ahora un equipo de científicos de las universidades de Guelph, Alberta y McGill (en Estados Unidos y Canadá) ha comprobado que las ardillas rojas (Sciurus vulgaris) también adoptan a las crías que han perdido a sus madres,
un hallazgo sin duda sorprente si se tiene en cuenta que estos seres viven casi completamente aisladas y son muy territoriales, siendo el momento en que las hembras están listas para aparearse el único en que dejan que otra ardilla entre en su territorio.

Sin embargo, la investigación revela que estos animales peludos tienen un lado altruista y que son capaces de adoptar a crías huérfanas siempre y cuando estén emparentadas. Y es que los científicos han comprobado que la adopción entre ardillas ocurre sólo cuando la madre muere y hay alguna ardilla cerca criando.

Dicen estos a raíz de conocer los resultados que cabe preguntarse, desde el punto de vista evolutivo, por qué un animal adoptaría a otro en lugar de dar prioridad a su propia descendencia, aunque también resulta sorprendente que las ardillas sean capaces de distinguir a sus parientes ya que normalmente no interactuan unos con otros.

¿Será que, tal y como sospechan los nvestigadores, estos animales aprenden a distinguir a los familiares por las llamadas y los sonidos específicos que emiten? Mucho me temo que tendremos que esperar para averiguarlo...

1 comentario:

El dinosaurio dijo...

Sin duda un ejemplo de solidarida que nos dan las ardillas.

Feliz finde.