miércoles, 1 de diciembre de 2010

El reptil que logró parar una carretera

La salamandra rabilonga es un reptil calificado como vulnerable e incluido dentro del Anexo IV de la Directiva 92/43 de Hábitats del Consejo y el Parlamento europeos de especies que requieren de una protección estricta, y para la que se deben tomar las "medidas necesarias para instaurar un sistema de protección riguroso".

Su hallazgo en un pequeño pueblo situado entre los ayuntamientos pontevedreses de Pontecaldelas y A Lama ha logrado un hito por el que los vecinos de la zona llevan luchando meses: paralizar las obras de construcción de una carretera que dividía a la población en dos.

El hallazgo de la población de salamandra rabilonga (Chioglossa lusitanica en su nombre científico) se produjo a principios del pasado verano y en seguida las asociaciones ecologistas se pusieron en pie de guerra y se unieron a la petición de los vecinos de que la Xunta de Galicia reformase el trazado de la carretera PO-255 a su paso por el lugar, Caritel. Cinco meses después, el Gobierno autonómico ha tomado una decisión conforme a la reglamentación medioambiental y ha decidido parar los trabajos en el vial y encargar un estudio sobre su afectación a esta especie animal.

Según acaban de tener conocimiento los vecinos afectados, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras ha decidido poner freno a los trabajos de reforma de la carretera que comunica los ayuntamientos de Pontecaldelas, A Lama y Fornelos y encargar un estudio sobre el impacto que el trazado programado puede tener en el hábitat de la salamandra y, por lo tanto, en su supervivencia.

La Asemblea do Suído (Federación Ecologista Gallega, FEG) reclamaba que la Dirección General de Conservación de la Naturaleza revisase "al por menor el trazado de la reforma de la carretera y someta la obra a una idónea evaluación ambiental" porque "la importancia de la zona en su contribución a la biodiversidad gallega es suficientemente notoria para que la Administración vele por su idónea preservación y conciliación en el ordenamiento de usos". Sus reclamaciones han sido escuchadas.

De esta forma, una protesta que comenzó como la reclamación de un grupo de vecinos del núcleo de Caritel (Pontecaldelas) porque la reforma de la carretera dejaba al pueblo dividido en dos se ha convertido ahora en un debate de interés científico y de conservación medioambiental, pues la FEG asegura que la salamandra rabilonga es una "especie en peligro".

El estudio encargado por la Xunta podría conllevar el desvío del vial por otra zona por su afección al hábitat del citado anfibio, una especie vulnerable que, además, está protegida por el Convenio de Berna y aparece en el Real Decreto 439/1990, que regula el catálogo de especies amenazadas en España.

2 comentarios:

Rubén dijo...

No es cierta esta noticia, realmente fue la presencia de varios ejemplares de Dryopteris Guanchica los que lograron desviar esta carretera. Posiblemente, el hecho que en estos regatos vivan chioglossas, además de la oposición del pueblo al trazado inicial hayan tenido tambien algun peso en la decisión.

Paulo Barros dijo...

Um reptil??? o Anfibio!!!
-:)
http://umdiadecampo.blogspot.com/