jueves, 20 de enero de 2011

El cernícalo europeo atiende más a sus crías en ambientes impredecibles

El cernícalo común modifica el nivel de atención que prestan a sus crías en función de las 'necesidades' del ambiente: cuanto más hostil es el territorio en el que se mueven, mayor cuidado ofrecen a sus polluelos para protegerles, porque los cambios obligan a los padres a 'invertir' más cuidados en el desarrollo de las crías.

El estudio, dirigido por científicos de la Universidad de Oxford, refleja cómo la tasa de mortalidad de padres e hijos y la fertilidad de los adultos influyen en la evolución de los cuidados y la alimentación de las crías.

Los investigadores hallaron que en ambientes impredecibles, que repercuten negativamente en los cernícalos, incrementan su estrategia defensiva e invierten más recursos en el desarrollo de los polluelos.

"Sabemos que algunos animales alteran sus niveles de atención en respuesta a ambiente impredecibles. Pero lo nuevo de esta investigación es que muchas más especies modifican sus conductas en función del cuidado que necesitan los polluelos" reconoce Mike Bonsall, autor del estudio.

El equipo se propuso investigar cómo evolucionaba el cuidado de los padres desde un estado de 'no asistencia' (no care) donde las crías tenían que valerse por sí mismas hasta los mayores cuidados, para lo que utilizaron modelos modelos matemáticos con los que estudiaban los costes y los beneficios de los diferentes niveles de atención en ambientes tanto propicios como impredecibles, que provocan un comportamiento sobreprotector o flexible.

2 comentarios:

Iria dijo...

Genial el blog. Te sigo.

Peripecias y extravagancias de una Veterinaria: iriabellas.blogspot.com

Javier dijo...

Eso se llama vivir por y para sus crías.
Ejemplo debería ser.