viernes, 3 de febrero de 2012

La araña que se autocastra y procrea a distancia

A lo largo de la vida del blog hemos ido descubriendo algunas de las estrategias sexuales más variopintas del reino animal. La última nos llega de la mano de un equipo de científicos chinos y eslovenos que ha descubierto que los machos de una especie de arácnido, llamado 'Nephilengys malabarensi', se rompen su órgano sexual mientras copulan para así continuar dejando sus espermatozoides dentro de la hembra incluso después que de que han separado. Así es como aumentan sus posibilidades de dejar descendencia.

Los biólogos reconocen que hasta ahora no se había encontrado una explicación a un fenómeno que deja estériles a los machos, lo que parece que limita sus posibilidades de reproducción. Sin embargo, la rotura de la punta del palpo (que es el equivalente al pene en las arañas macho) es frecuente entre los arácnidos.

La ventaja fundamental que se atribuía a este hecho es que esa parte del palpo 'tapona' el órgano sexual de la hembra, impidiéndo que ésta se aparee con otros. Pero para ello no es necesario la castración total. Otras hipótesis apuntaban que este comportamiento, bautizado como "fenómeno del eunuco", hace a los machos más agresivos y ágiles, lo que también les proporcionaría ventaja frente a sus competidores.

Ejemplar de 'Nephilengys malabarensi'.

El equipo de Li decidió comprobar si, además, el órgano mutilado continuaba transfiriendo su esperma a la hembra, aunque el macho se hubiera separado, para lo cual contaron los espermatozoides con un microscopio en 25 ejemplares.

Y el resultado confirmó su hipótesis: en el 12% de los casos el macho se 'automutilaba' el órgano y cuanto más tiempo permanecía éste dentro de la hembra, más espermatozoides dejaba. Al final, en torno al 70% del esperma se introducía después de la rotura e incluso mejoraba la velocidad a la que lo hacía.

Los autores defienden en su trabajo que esta 'castración voluntaria' es la respuesta evolutiva al canibalismo de la hembra tras el acto sexual y al deseo de las hembras de tener e control sobre lo que dura el coito, aunque el equipo no descarta que haya otros beneficios, tales como el realce de la agresividad en las arañas castradas lo cual justifica aún más el costo de la esterilidad.

3 comentarios:

Común dijo...

Hola!!!
De nuevo por aquí, te di el VOTO 61, vamos amig@ de la cibernética que se puede, seguí con tu trabajo que es maravilloso...
Buen fin de semana con un abrazo de oso.

carlos63 dijo...

Curioso y gracias, si me reencarno no seré un arácnido, jajaja. Desde luego la naturaleza ofrece soluciones difíciles de imaginar para la perpetuación de la especie.

Saludos.

Perséfone dijo...

Común - Muchas gracias por darme un año más tu apoyo. Esta vez no pudo ser, pero creo que igualmente puedo sentirme satisfecha con el rsultado.

carlos63 - Buena elección la tuya. Desde luego no se puede decir que los arácnidos macho salgan muy favorecidos en el terreno sexual.

Un abrazo.